CODA‘, la película de Sian Heder acerca de una joven que es la única persona con audición en una familia de sordos se ha convertido en la gran sorpresa en la carrera hacia el Oscar a Mejor Película. Y poco más, porque como veremos esta producción que veremos en Apple TV+ solo ostenta tres escasas nominaciones, algo poco habitual en una película que compite con pesos pesados de la envergadura de ‘El poder del perro‘ (12 nominaciones), ‘Dune‘ (10 nominaciones) o ‘Belfast‘ (7 nominaciones).

Pero… ¿qué pasa con ‘CODA’? Estamos ante una película ciertamente singular para andar compitiendo en la recta final de los Oscar, pero desde luego, viene ya con cierto prestigio ganado a sus espaldas. Entre los más notables de su nada despreciable carrera de 55 premios están un par de BAFTAS (guión, actor secundario) y, sobre todo, un excelente abanico de galardones en Sundance (Premio del Público, director, Premio del Gran Jurado y U.S. Dramatic Special Jury Award).

Aún así, son premios menores en comparación con los Oscar, donde solo compite en las categorías de película, actor secundario y guión adaptado. El rumor en redes sociales de que es una clara favorita para el premio gordo, por encima de otras películas con una carrera de premios más consistente, como ‘El poder del perro’, está levantando una serie de preguntas alrededor de ‘CODA’. ¿Se ha creado el hype en torno a ella de forma artificial? Y en cualquier caso, ¿qué nos dice todo el fenómeno acerca de los Oscar?

El efecto sorpresa. No es que ‘CODA’ sea la única película con posibilidades de llevarse el Oscar a la Mejor Película. La favorita, sin duda, es ‘El poder del perro’ que, con todo, la propuesta de Jane Campion tiene algún leve obstáculo en su contra. Primero, es una película de Netflix, un conflicto que la Academia, como representante total del stablishment de Hollywood, no ha terminado de solventar. Segundo, su carácter de “obra de autor” la convierte en una producción que la distancia de los gustos del público mayoritario. Y en ese sentido, a los Oscar se le acaban las balas.

Por otra parte, ‘CODA’ ha pasado bajo el radar en la mayoría de los premios del año, y ahora se está hablando mucho y muy bien de ella. Eso le da un carácter de “película-revelación” que gusta mucho a los Académicos. Que la que es “favorita oficial” no arramble con el premio gordo puede servir como lavado de cara y baño de frescura para unos premios que necesitan urgentemente un lifting. ‘CODA’ puede ser perfecta para esa operación de rejuvenecimiento.

Sigue siendo una película de Oscar. Porque por otra parte, no estamos hablando de una producción underground, más bien todo lo contrario. Marlee Matlin, la actriz más famosa del reparto, ya ganó un Oscar en 1986 por ‘Hijos de un dios menor’ dando vida también a una mujer sorda, ya que la actriz lo es desde los 18 meses de edad. Pero la revelación es Troy Kotsur, su marido en pantalla, que está siendo nominado a todos los premios nominables por su papel (incluido este Oscar) y que en ceremonias en las que ha ganado el premio, como los BAFTA, ha llamado la atención por su frescura y espontaneidad. De nuevo, algo que le viene muy bien a la Academia.

Las necesidades de los Oscar. Comentábamos que los premios necesitan un baño de frescura y “películas juveniles”. No es para menos: en 2021, tuvieron la audiencia más baja de su historia, 9,85 millones de espectadores, un desplome total con respecto al año anterior, donde tuvo 23,6 millones de espectadores… que ya había contado como mínimo histórico. Es cierto que son tiempos complicados: al COVID se suma un desinterés global en este tipo de ceremonias: en 2021, los Globos de Oro, los Grammy y los Emmy también rozaron mínimos históricos de audiencia.

Películas disfrutonas. ¿Cómo conseguir esa reactivación del interés? Desde luego no con películas en blanco y negro (¡este año hay dos nominadas a mejor película!) o cine de autor, sino con una película emotiva y con corazón, pero también con toques de comedia y perfectamente accesible. No es la primera vez que sucede: todos recordamos los casos de ‘Full Monty’ o ‘Entre copas’, de las que se habló mucho precisamente por eso: pequeñas, directas, que funcionan en taquilla y que ponen a los Oscar y su capacidad para sorprender de nuevo en la conversación.

Además, ‘CODA’ consigue, de forma sencilla y accesible, transmitir al espectador la problemática del día a día de las personas sordas. Con lo que las intenciones de los Oscar desde hace unos años de comprometerse con la diversidad y la representación en las películas que nomina y premia también queda cubierta. Todos ganan: de cara a la galería y con un codazo al espectador, para demostrar que los Oscar también pueden ser enrollados. ¿Efecto “How do you do, fellow kids” en el horizonte?


La noticia

‘CODA’ es la favorita para ganar el Oscar. También es un síntoma de todo lo que está mal con los premios

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.