Cinco años más. Hasta el final de la temporada 2026-2027, como mínimo, durará en España el modelo en el que seguir LaLiga será cuestión de contratar los servicios de un operador, Movistar en concreto, fibra, móvil y televisión variopinta mediante. Los rumores en torno a Amazon pujando por el fútbol español como hizo con el francés y las primeras noticias de DAZN entrando en la subasta hacían imaginable un escenario acorde a los tiempos, en el que contratar el fútbol fuese eso, y no un abanico de servicios de telecomunicaciones como peaje obligatorio con una factura que supera los 100 euros al mes.

DAZN, finalmente, y a falta de ver si se cierran otros acuerdos antes de que empiece la próxima temporada, se queda con cinco partidos por jornada. La lectura simple es “la mitad”. La lectura profunda es que cuesta pensar que haya un mercado para suscribirse únicamente a la mitad de los partidos de LaLiga: los seguidores quieren ver a su equipo, y adicionalmente algún partido entre grandes, como el Clásico.

Las plataformas VoD han cambiado la industria audiovisual, pero al fútbol aún no le ha llegado su momento

Parece difícil que haya una masa crítica dispuesta a que llegue el fin de semana y le sirva con partidos de cualquier equipo. Esa es la baza que juega DAZN: el seguidor de fútbol que no requiere a un equipo concreto, y que consume fútbol como parte de una oferta deportiva mayor, junto a Moto GP, Formula 1, baloncesto y fútbol extranjero, etc.

Para todo lo demás, y suena a legión, Movistar+ como única vía de acceso a todo el fútbol. Y no necesariamente para quien quiere ver como tal todo el fútbol, sino también para quien simplemente quiere ver los partidos de su equipo, el 10% de los partidos de cada jornada.

En 2019 hubo una sorpresa en forma de derechos de retransmisión liderada por Mediaset: Mitele Plus, que empezó a ofrecer LaLiga (1ª y 2ª división), la Champions League y la Europea League por 35 euros al mes. No era barato, pero podía servir para compartir cuenta con personas de otros equipos y no depender de la contratación de los servicios de una teleco. Nuestra experiencia con este servicio fue nefasta y el producto no tuvo recorrido alguno.

La industria televisiva y hasta el cine han cambiado en esta última década para abrazar el vídeo bajo demanda y dejar de ofrecer estrenos únicamente en un canal concreto, en un día y a una hora específicas. Hasta una tecnológica ganó el Oscar a la mejor película. El fútbol sin embargo sigue con una apuesta confusa donde Movistar ha logrado rebajar en más de 200 millones de euros el coste de sus derechos (últimamente ha perdido tanto abonados como cuota de mercado de la televisión de pago) pero sigue obligando a contratar servicios a precios superiores a los de su competencia. Pagar por el fútbol también es pagar sobreprecio por una fibra, un móvil y una tele generalista.

DAZN, por su parte, consigue entrar en la batalla por LaLiga a costa de que ningún aficionado a un club ni ningún establecimiento hostelero tendrá suficiente con sus cinco partidos por jornada.

De LaLiga sabemos que tienen lista la infraestructura para poder ofrecer todos sus partidos en su propia OTT, pero también que su lanzamiento está condicionado a la situación del mercado. Así que durante al menos un lustro más esa infraestructura tendrá que seguir guardada en una caja a la espera de que llegue su momento. O adaptada a mercados internacionales, quién sabe.

Queda la esperanza de que lleguen nuevos acuerdos con terceros que animen este mercado, pero DAZN era el actor llamado a poder ofrecer todo el fútbol sin necesidad de pasar por una teleco concreta, y ya difícilmente será así visto que se conforma con la mitad de los partidos. O dicho de otro modo: con no contentar a los seguidores de ningún equipo, sino solo a quienes quieren ver fútbol sin importarles qué equipo juegue. ¿Será suficiente?

Imagen destacada: LaLiga.


La noticia

DAZN llegó para cambiar la forma en la que veíamos el fútbol. Al final, todo seguirá pasando por Movistar+

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Lacort

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.