La semana laboral de cuatro días, cuanto menos, suscita curiosidad. Tanta como para que algunas grandes empresas se planteen probarla para ver si el modelo funciona. En España Telefónica lanzó un piloto para algunos trabajadores sin mucho éxito, y Desigual estableció una reducción de jornada con disminución de sueldo para su plantilla de oficinas que aún mantiene. Ahora, dos grandes tecnológicas se van a unir a esta prueba, aunque lejos de nuestra frontera y con modelos diferentes: Dell en los Países Bajos y Canon en el Reino Unido.

Dell, con reducción de sueldo. La multinacional estadounidense ha anunciado que todos sus empleados en los Países Bajos podrán acogerse a una semana laboral de cuatro días, a razón de 8 horas de trabajo por jornada, según han informado responsables de Dell a The Registrer. Eso sí, con una reducción de salario proporcional a esa disminución, algo que, como ya explicamos en Xataka, va contra la idea original de la jornada de 32 horas semanales.

Al parecer Dell ya ha estado probando este modelo con algunos trabajadores de sus filiales en Argentina y Países Bajos, y ahora ha decidido extenderlo a todos sus empleados en este último país. De acuerdo con los responsables de la multinacional en tierras holandesas, en el mercado laboral de aquel Estado abundan los profesionales que prefieren contratos a tiempo parcial, por lo que consideran que esta resolución les ayudará a atraer nuevos perfiles que no quieren trabajar 40 horas a la semana.

Canon, sin bajar salarios. Canon, por su parte, se va a acoger a un piloto que comenzará en junio en el Reino Unido, y que se prolongará hasta diciembre de 2022, auspiciada por las universidades de Oxford y Cambridge, el Boston College y el movimiento global 4 Days Week Global, según informa The Guardian. A esta prueba, además de los japonesas, se unirán otras 60 empresas con sede en las islas británicas y afectará a más de 3.000 trabajadores.

El piloto británico se ajustará más al modelo que defienden los teóricos de la semana laboral de cuatro días, entre los que se encuentran algunos de los responsables del movimiento 4 Days Week Global: reducir el tiempo de trabajo de los empleados sin bajarles el sueldo y sin que esto, en teoría, reduzca la productividad de la compañía. Los resultados en 2023 dirán si este último punto se cumple.

Modelos distintos, implicaciones diferentes. Desde que la semana laboral de cuatro días volvió a irrumpir con fuerza en el panorama mediático nacional e internacional (la idea original ya se había teorizado hace muchos años), no todas las propuestas y pruebas han sido iguales.

Los defensores del modelo original subrayan que sólo se puede considerar semana laboral de cuatro días cuando se reducen las horas trabajadas sin tocar el sueldo de los trabajadores, porque el mayor descanso de los empleados hará que aumente su productividad y esto provocará que la empresa no note la diferencia en sus cuentas de resultados. Esta es la opción que probará Canon.

Sin embargo, los empresarios no acaban de verlo claro, y muchos de los que se han abierto a probar el modelo lo han hecho con una opción que no suponga ningún riesgo para sus cuentas desde el minuto uno: con una reducción de sueldo proporcional, o en algunos casos parcial, a la disminución de horas trabajadas. Es el caso de Dell en los Países Bajos y de Telefónica y Desigual en España.

Y hace dos meses, en febrero, Bélgica abrió una tercera vía: una semana laboral de cuatro días a razón de diez horas por jornada. Es decir, trabajar lo mismo un menor número de días con mayor carga diaria para poder disfrutar de un fin de semana más largo.

Imagen | Fauxels


La noticia

Dell y Canon se suman a la semana laboral de cuatro días en Países Bajos y Reino Unido (pero con modelos distintos)

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Rodríguez

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.