El 14 de abril de 2020, cuando apenas llevábamos poco más de dos meses de pandemia, el Antonov AN-225 Mriya, el que fue el avión mas grande del mundo hasta su destrucción en la guerra en Ucrania, batió el récord de volumen de carga aéreo al transportar material médico que ayudó a paliar la crisis sanitaria de aquel entonces.

Según explica Antonov, se trató de un vuelo contratado por la compañía británica Chapman Freeborn Airchartering, pero sus características eran algo fuera de lo común. No se trataba de transportar fuselajes de avión, helicópteros, máquinas industriales u otros objetos pesados, sino de suministros para hospitales de China a Polonia.

Un vuelo de Tianjin a Varsovia 

El coloso de los aires despegó de la ciudad china de Tianjin con aproximadamente 100 toneladas de medicamentos, reactivos para pruebas de laboratorio, mascarillas médicas y otros medios de protección que representaban un volumen de 1.000 m3. “Nunca antes en la historia de la aviación mundial se había transportado una carga de tal volumen en el compartimiento de un avión”, dijo la compañía en se momento.

De camino a su destino, el Antonov AN-225 hizo una escala en el aeropuerto de Almaty, en Kazajstán, para repostar combustible y permitir que la tripulación (un piloto, un copiloto, un navegador, un operador de radio, dos ingenieros de vuelo y el personal de carga) pudiera descansar. Una vez completada esa tarea intermedia, siguió viaje hasta finalmente aterrizar en Varsovia.

Como la mayor parte del cargamento estaba acomodado en pallets, no fue necesario utilizar el sistema de grúas integrado que puede soportar hasta 30.000 kilogramos (el avión puede volar con hasta 250.000 kg de carga) ni el sistema de carga con cabestrante para transportar aeronaves. En su lugar se utilizaron carretillas elevadoras estándar, como podemos ver en las imágenes.

El vuelo que batió el récord de volumen de carga aéreo se produjo poco después de que el Antonov AN-225 quedara en tierra en octubre de 2018 debido a su programa de mantenimiento y actualización. Las tareas en la aeronave construida en la década de los ochenta demoraron 18 meses.

Lo cierto es que el Antonov AN-225 recibió múltiples mejoras, entre las que se incluían un nuevo sistema de control de energía, nuevos dispositivos de control del motor fabricados en Ucrania y nuevos equipos de iluminación LED, que se centraban en la confiabilidad y eficiencia.

Este conjunto de mejoras, según la compañía propietaria, le habría permitido seguir operativo hasta 2033, con otras revisiones en el camino. Pero en medio de la guerra en Ucrania, que sigue cobrándose víctimas día a día, el emblemático avión quedó destruido cuando estaba guardado en el aeropuerto de Gostomel, en febrero de este año.

Imágenes | ANTONOV Company


La noticia

El día que el Antonov AN-225 rompió el récord de volumen de carga al transportar material médico en plena pandemia

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.