Tras acordar la medida para los transportistas, lo que ha sido motivo suficiente para levantar la huelga para algunas de las asociaciones convocantes (no así para la primera que movilizó los paros), el Gobierno anuncia que la rebaja de 20 céntimos/litro en la gasolina y el diésel se extenderá a todos los ciudadanos.


El anuncio ha llegado durante ciclo “Generación de Oportunidades”, organizado por Europa Press y McKinsey, de palabras del propio Pedro Sánchez, un día antes de que se publique por Real Decreto-Ley las medidas que se han tomado para abaratar el precio de los combustibles para los transportistas.

La fórmula a aplicar será la misma que para los profesionales del transportes, el Estado asumirá 15 céntimos/litro en cada repostaje y los cinco céntimos restantes (“como mínimo”, según Sánchez) serán asumidos por las estaciones de servicio.

De momento, no se conocen más detalles de la medida, que tendrá que ser aprobada por el Congreso de los Diputados por mayoría simple. El Gobierno ha invitado al Partido Popular, principal partido de la oposición, ha sumarse al acuerdo.

Mismo camino que Francia

La rebaja en el precio del combustible durará lo mismo que se considere que dure la crisis energética y de precios derivada de la Guerra de Ucrania. En ese sentido, no se han ofrecido más detalles pero sí sabemos que las medidas a aplicar para los transportistas entrarán en vigor este viernes 1 de abril y se extenderán, de momento, hasta el 30 de junio.

La medida aplicada llega después de que la oposición reclamara medidas urgentes para hacer frente a la escalada de precios del combustible y de la huelga de transportes. Países como Francia, Portugal o Irlanda, entre otros países europeos, ya habían tomado decisiones parecidas, aunque con distintos enfoques.

En el caso español se opta por el mismo planteamiento que en Francia. El Gobierno asume parte del precio final de los combustibles, pero los impuestos sobre los mismos no se tocan. En el país galo esta medida rebaja el precio final en 15 céntimos/litro y no se ha dicho nada de que las estaciones de servicio tengan que cumplir con parte de la bonificación.

Portugal, Polonia o Irlanda han optado por rebajas en sus impuestos. En el país vecino la rebaja es de hasta 40 céntimos/litro, suspendiendo el aumento del Impuesto al Carbono hasta el 30 de junio y manteniendo la reducción del Impuesto sobre los Productos Petrolíferos. Polonia ha reducido el IVA de los combustibles de un 23% a un 8%.

En Francia estas últimas decisiones se han considerado “medidas antiecológicas”, por lo que se ha preferido esta rebaja parcial sobre el precio final del carburante, la misma decisión que tomará el Gobierno de España si consigue sacar la votación adelante.


La noticia

El Gobierno subvencionará con 20 céntimos por litro la gasolina y el diésel para todos los conductores

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.