Fue en una charla TED cuando se acuñó el término LiFi (Light Fidelity). Corría el año 2011 y Harald Hass, profesor de la Universidad de Edimburgo, dio una conferencia donde explicaba una tecnología para enviar datos utilizando la luz, en vez de ondas de radio. Un rival del WiFi más eficiente, sin poder ser interceptado y con menos latencia.

“La solución es la luz”, prometen desde PureLifi, compañía que trabaja en expandir esta tecnología. Durante la realización del pasado Mobile World Congress de Barcelona pudimos hablar con ellos para que nos cuenten las últimas novedades del LiFi, en qué proyectos se ha logrado implementar con éxito y cuál es el estado actual de esta prometedora alternativa al WiFi.


Qué ventajas promete el LiFi (y dónde están los problemas)

El LiFi se basa en enviar datos a través de la luz. ¿Cómo? Básicamente alterando la frecuencia de la luz entre los 400 y los 800 THz. Como si fueran bombillas LED que parpadean y sirven para que un fotoreceptor pueda establecer una conexión inalámbrica. Una luz que se apaga y se enciende a una velocidad indetectable por el ojo humano pero que permite establecer dos posiciones y por ende crear una señal. Al ser luz en vez de ondas de radio, el LiFi promete ser más rápido, seguro y tener menos interferencias que el WiFi.

Para hacernos una idea de las velocidad que promete el LiFi, a principios de 2022, Kyocera anunció un sistema capaz de ofrecer 90 Gbps. Esto es: 100 veces más rápido que el 5G. Ahí es nada. Y no parece ser el techo, pues ya hace un par de años en pruebas piloto de laboratorio se alcanzaron los 224 Gbps.

Al ser luz, el LiFi también puede usar todo el espectro de luz visible y tienen nula interferencia con otros dispositivos, al poder usar una longitud de onda muy concreta. Finalmente, a nivel de seguridad explican que un atacante no puede interceptar la propia conexión ni espiar esas comunicaciones. Este punto es una gran diferencia con el WiFi y sirve para entender las diferencias de fondo: la luz visible no puede traspasar paredes, así que a la práctica se requiere tener acceso físico a la propia señal LiFi.

Mientras el WiFi funciona por toda la casa, el LiFi es una conexión de corto alcance. Pensemos en el Bluetooth, pero incluso menos. Según describen desde PureLiFi, esta tecnología está pensada para ser utilizada a menos de 4 metros. Cuando no hay línea de visión directa con el emisor, la conexión se corta. Si tenemos un móvil con LiFi, si lo ponemos en el bolsillo nos quedamos sin conexión. A oscuras sí funcionaría porque se pueden hacer uso de infrarrojos.

En la demostración que nos hicieron desde PureLiFi nos enseñaron varios dispositivos conectados por LiFi. Uno de ellos era un móvil con una carcasa que incorporaba una pequeña luz LED que se conectaba con el emisor de la señal. La conexión se realizó desde el mismo apartado de ajustes del WiFi de Android. El enlace fue relativamente rápido pero ahí ya descubrimos algunas peculiaridades. Para que funcionase, el móvil tenía que estar enfocando a la luz de señal, con cierta tolerancia a cambiar de ángulo. También probamos a pasar la mano por delante. Si lo hacemos rápidamente no pasa nada, pero a la que mantenemos la mano durante más de 10 segundos, la señal se corta.

Otra demostración era con bombillas que emitían LiFi. Al final lo que prometen es que en vez de conectarnos a un punto genérico de WiFi, tengamos múltiples luces repartidas por donde nos interese y que podamos conectarnos a través de ellas. Cada punto LiFi está identificado y permite ser controlado de forma independiente.

Ya está aquí la primera solución comercial basada en LiFi

La teoría dice que el LiFi puede ser práctico para ser utilizado en aerolíneas, en operaciones submarinas o en hospitales. Todas ellas situaciones donde las antenas de telecomunicaciones no llegan o hay interferencias, pero sí se podría establecer una conexión basada en la luz.

Pero a la hora de la verdad, por el momento todas las aplicaciones del LiFi se reservaban para el ámbito profesional. Ha sido en este MWC 2022 cuando la empresa responsable del desarrollo de esta tecnología ha anunciado el lanzamiento de LiFi@Home, su primer sistema LiFi enfocado en el ámbito comercial.

Todavía no hay precios ni detalles técnico de LiFi@Home, lo que hace indicar que todavía no está listo para la primera línea. Sin embargo, sí es un paso más allá de lo que habíamos visto en los últimos cuatro o cinco años, donde todos los usos se quedaban en el ámbito empresarial o militar.

La idea es que podamos sustituir algunas bombillas LED de casa por unas bombillas LiFi capaces de interconectar dispositivos de domótica sin problemas de interferencias. LiFi@Home consiste en un foco LED, una carcasa para móvil, un accesorio para el televisor y un complemento para unas HoloLens. Con estos accesorios se podrá tener conexión a internet mediante la luz. Durante el MWC 2022 nos hicieron una demostración y funcionó sin problemas, siempre enfocando directamente el objeto hacia el emisor de luz.

Más allá de los problemas de la tecnología, lo que vimos es que tanto la carcasa como el accesorio para las gafas de realidad aumentada eran enormes. PureLifi asegura que han logrado miniaturizar sus antenas ópticas a un nivel similar a los módulos WiFi, pero en el caso práctico que vimos, los accesorios necesarios seguían siendo enormes.

En qué casos prácticos se está utilizando hoy en día el LiFi

El LiFi ya se utiliza en el ámbito militar, hospitales y determinadas organizaciones, pero hasta la fecha todos son proyectos de nicho. No ha sido hasta este año cuando la tecnología LiFi quiere empezar a entrar en el ámbito comercial. Y lo cierto es que pese al anuncio oficial de querer aspirar a ello, tiene pinta que todavía necesitarán unos cuantos años.

En 2019, Air France en colaboración con Ubisoft, utilizó la tecnología LiFi en un vuelo entre Paris-Orly y Tolouse. También en Francia, la empresa Oledcomm implementó un sistema LiFi en una escuela de Centre-Val de Loire. El proyecto costó unos 2.500 euros para una sola aula, aunque entendieron que se trataba de una prueba piloto y que el coste en el futuro no sería mayor que el del WiFi.

El feedback ofrecido por los alumnos y el colegio fue que el LiFi, además de ofrecer una conexión mucho mejor, ayudó a descongestionar el WiFi de las aulas cercanas. “En realidad el LiFi es un complemento al WiFi, no un sustituto”, reflexionan desde PureLiFi cuando nos explican este ejemplo. En aquellos lugares donde pueden haber muchas interferencias, el uso del LiFi puede ayudar a mejorar la cobertura.

Otra escuela, en Long Island, también tiene instalado un sistema LiFi. En este caso como herramienta para ayudar a enseñar cómo funcionan las tecnologías de telecomunicaciones.

Oledcomm también instaló varios emisores LiFi en el supermercado E.Leclerc, en París. Mediante el uso de bombillas, quisieron probar a ofrecer cupones de descuentos personalizados, pero de manera anónima. Esto es debido a que el LiFi permite controlar con precisión a dónde se está enviando la información. Y anónimo porque la manera de “seleccionar” a cada usuario era mediante el carrito de la compra elegido.

En museos como el Grand Curtius, en Lieja, también se han utilizado bombillas LED para geolocalizar a usuarios a lo largo del museo y ofrecerles información en el ángulo adecuado, con representaciones en 3D.

En el ámbito militar, el proveedor británico BT Defence desplegó LiFi en sus instalaciones de Adastral Park para dar conexión a 3.700 empleados. A finales de diciembre de 2021, PureLifi anunció un contrato de “varios millones de dólares” con el ejército de los Estados Unidos para proveer miles de unidades de su transmisor Kitefin. En lo que supuso el primer despliegue a gran escala de esta tecnología.

En hospitales, el uso del LiFi se remonta a 2014, cuando el Hospital Central de Perpiñán usó LiFi para poder ofrecer internet en aquellas zonas donde los pacientes y el equipo no podían estar expuestos a ondas de radio. En el Hospital Universitario Motol de Praga se utilizó LiFi para ofrecer una conexión de 600 Mbps, en lo que sirvió para publicar el primer informe sobre el uso del LiFi en hospitales.

El estándar “Light WLAN” apunta a 2023

Los pasos para adoptar una nueva tecnología son muchos. Más todavía si se aspira a crear una alternativa que pueda tener un pequeño hueco junto al omnipresente WiFi. Hace un par de años nació la LiFi Alliance, una organización para promover esta conexión inalámbrica mediante luz. Pero el verdadero salto se prevé que llegue en 2023, cuando se complete el estándar “Light WLAN 802.11bb”.

Así lo aseguran desde PureLiFi, que explican que este estándar ya está casi completo y esperan que la adaptación final sea a principios del año que viene. A partir de entonces será cuando los fabricantes interesados puedan empezar a trabajar en los primeros diseños. Para 2025, los impulsores de LiFi esperan que lleguen los primeros dispositivos de hardware con LiFi integrado. Un soporte que llegaría a los dispositivos como una especificación más. Al igual que los móviles añaden 5G, WiFi, NFC, BT, infrarrojos… su objetivo es que LiFi esté incluido en ese paquete de tecnologías de conectividad.

Una de las críticas que podemos hacer con el LiFi es que su adopción está muy lejos de ser masiva. Más allá de las limitaciones de la propia tecnología, que las hay y son bastante relevantes, uno de los problemas del LiFi es que los módulos necesarios para su funcionamiento todavía son caros.

Eso sí, cada vez son más pequeños. Así nos lo mostraron durante el MWC, donde el tamaño de los transceptores no era mucho más grande que los módulos WiFi que encontramos en los smartphones. Según los responsables, sus módulos LiFi ya se han reducido lo suficiente como para poder estar ocultos en la muesca de la pantalla donde se ubica la cámara frontal.

En cuanto al precio, PureLiFi nos explica que depende mucho del volumen, pero que en caso de encontrar un socio importante no sería difícil producir las antenas LiFi a unos pocos dólares. Veremos si el año que viene esta tecnología está un paso más cerca de ofrecernos una señal rápida y precisa mediante la luz. Ya van demasiados años donde el WiFi sigue presente día a día (y mejorando) y el LiFi no ha pasado de tecnología prometedora.


La noticia

El LiFi sigue siendo una promesa lejana: estos son los últimos avances de la tecnología que quiere desbancar al WiFi usando la luz

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.