Un análisis interno de los nuevos Mac Studio de Apple ha revelado que estos ordenadores disponen de dos ranuras de SSD, estando solo una de ellas ocupada. ¿Podríamos por tanto ampliar el almacenamiento de estos equipos por nuestra cuenta?

Pues no. Al menos, no fácilmente. Apple avisa de que esas ranuras no ofrecen acceso al usuario, y que si quieres más almacenamiento encargues un Mac Studio con mayor capacidad. Resulta que el software de Apple evita que tú hagas ese cambio, pero hay formas de esquivar la restricción de Apple… si te atreves.

Una ampliación bastante arriesgada

Los últimos productos presentados por Apple están dando algunas sorpresas. La pantalla Apple Studio Display sorprendió por tener un chip A13 Bionic que parece sobrado para su función esencial —controlar la webcam— y que está acompañado de 64 GB de RAM de los que solo se usan 2 GB en realidad.

Los Mac Studio también han revelado esa curiosa presencia de no una, sino dos ranuras para la unidad SSD. El YouTuber Luke Miani probó a cambiar la unidad SSD de un Mac Studio a otro, pero se encontró con que el segundo, aun reconociendo la unidad, no podía arrancar desde ella.

Parece que esa segunda ranura es para ayudar a los técnicos autorizados a realizar potenciales reparaciones. El software de los Mac impide que usuarios normales conecten una unidad SSD compatible y la puedan usar en estos equipos, por lo que parece posible que una actualización software hiciera esas ampliaciones posibles para todos los usuarios.

IRC says there’s YouTube drama about swapping the Mac Studio’s “SSDs”?

Those aren’t SSDs. Those are raw storage modules. You wouldn’t expect swapping chips between SSDs to keep your data, right? Same here. You need a full wipe. The SSD controller is part of the M1 Max/Ultra.

— Hector Martin (@marcan42) March 21, 2022

De hecho Hector Martin, responsable del proyecto Asahi Linux, explicaba que esas unidades conectadas a esas ranuras no son SSDs convencionales, sino “módulos de almacenamiento” en crudo, módulos de memoria flash NAND que tienen el controlador SSD de alto nivel por separado.

Aunque la capa física es PCIe como en las unidades M.2 NVMe que usamos en nuestros PCs o portátiles, el protocolo usado por Apple no es NVMe, y lo que se hace es convertir la interfaz flash en crudo a PCIe. 

Así pues, intercambiar las unidades no funciona de serie, pero Apple permite hacer un borrado de bajo nivel al hacer una restauración DFU. Con ese proceso debería ser factible cambiar las unidades de almacenamiento, pero hay otros posibles requisitos, como que ambos módulos sean del mismo tamaño o incluso del mismo fabricante. 

La ampliacion parece por tanto bastante arriesgada y de hecho futuras actualizaciones del software podrían plantear conflictos con esa segunda unidad que hemos conectado. Puede que en el futuro aparezcan formas más sencillas de aprovecharla o tutoriales para hacerlo con ciertas garantías, pero a priori el proceso no es en absoluto recomendable.  

Vía | MacRumors


La noticia

El Mac Studio tiene una ranura “secreta” para SSD. Aprovecharla es de valientes

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.