Un monitor a 1.800 dólares podría dar lugar al típico “¡dónde vamos a llegar!”, pero lo cierto es que estamos ante un producto interesante. Es el nuevo monitor de Porsche Design en colaboración con AOC, y resulta que su precio es mucho mejor de lo que podría pensarse.

La clave está en que estamos hablando de un monitor con un panel Mini LED, una tecnología superior a la de muchos monitores. La comparación con monitores en ese rango de precios como el Apple Studio Display, y al menos en ese apartado este producto es claramente superior.

Un diseño con muchas luces

El Porsche Design AOC Agon Pro PD32M —que no estará disponible hasta el mes de junio— es un monitor diseñado y desarrollado por la división Porsche Design en colaboración con AOC, un fabricante ya veterano en este segmento.

En la parte trasera existe un pequeño sistema de proyección que permite mostrar un logo en la parte inferior del soporte. No queda claro si ese logo es personalizable.

El resultado es un monitor de 32 pulgadas con un soporte trapezoidal fabricado en aluminio que desde luego llama la atención y que es un homenaje a los volantes de los coches de la marca.

En ese diseño sorprende la inclusión del sistema de iluminación RGB de la parte trasera. Esa iluminación está más orientada a dar ambiente a la habitación al proyectarse en la pared.

Hay un detalle más: el PD32M es capaz de proyectar un logo LED en el escritorio, algo que se puede ver en la parte inferior de esa imagen trasera con ese haz que proyecta un logo sobre la base del monitor.

El monitor cuenta además con un singular mando a distancia para usar la pantalla como una televisión, un accesorio que hemos empezado a ver en algunos monitores “convertibles” a Smart TV como el Samsung M5 que pudimos analizar recientemente.

La conectividad también trae buenas noticias: contamos con dos puertos HDMI 2.1, un DisplayPort, USB-C, cuatro USB-A (Gen 3.2) y un conector de auriculares. El monitor cuenta incluso con dos ganchos que pueden colocarse en ambos laterales para actuar como soportes para auriculares. Ofrece además dos altavoces de 8W con soporte DTS.

Las especificaciones son de sobresaliente

La característica más llamativa de este monitor de 32 pulgadas con resolución 4K es su panel Mini LED, un elemento que no muchos competidores ofrecen.

Eso lo hace superior a los paneles LED tradicionales de la mayoría de monitores actuales, pero aquí Porsche Design no ha especificado el número de zonas de atenuación local independientes (dimming zones) tiene este modelo.

Este tipo de panel mejora también el contraste y de hecho este modelo cuenta con una certificación VESA DisplayHDR 1400, lo que garantiza que es capaz de alcanzar un brillo de 1.400 nits con contenido HDR.

Sus creadores van más allá, y aseguran que es posible conseguir 1.600 nits y un 97% de cobertura DCI-P3. La cosa no se queda ahí: el monitor tiene soporte para tasas de refresco de hasta 144 Hz, tiempos de respuesta de 1 ms (GtG) y sincronización adaptativa, lo que hace que sea también una excelente opción para gamers.

1.800 dólares no son (en este caso) tantos dólares

Ese precio de 1.800 dólares parece excesivo para un monitor 4K de 32 pulgadas, pero un rápido vistazo al mercado deja claro que en realidad esamos ante una propuesta con un precio muy llamativo.

Lo indican en Ars Technica, donde revelan cómo por ejemplo el Dell G3223Q —32 pulgadas, 4K, 144 Hz— cuesta unos 1.100 dólares, pero no cuenta con panel Mini LED.

Los monitores con dicho tipo de tecnología son mucho más caros. El ASUS ROG Swift PG32UQX ronda los 2.900 dólares, y el Acer  Predator X32 cuenta con panel Mini LED, resolución 4K y 165 Hz de tasa de refresco, y aunque se espera que su precio ronde estos mismos 1.800 dólares, cuenta con 576 zonas locales (veremos cuánta ofrece el de Porsche Design) y peor certificación, HDR 1000.

Hay en el horizonte otra opción Mini LED: próximamente aparecerá el Cooler Master GP27-FQS, un modelo de 27 pulgadas 1440p a 165 Hz, y lo hará a unos 700 dólares.

Y frente a todos ellos, es difícil no recordar el reciente del Apple Studio Display, que cuesta 1.600 dólares y que aun con resolución 5K e incluyendo un A13 Bionic y una webcam tiene una panel claramente peor aunque su sistema de sonido brille con luz propia.

Así pues estamos ante un monitor que ciertamente tiene un precio elevado, pero que no lo es tanto cuando observamos el precio de otros modelos similares. Esto es de hecho buena noticia para el futuro: la tecnología Mini LED parece estar preparada para convertirse en algo mucho más fácil (y asequible) de encontrar en monitores en los próximos meses.


La noticia

El nuevo monitor de Porsche Design cuesta 1.800 dólares. Es un (muy) buen precio

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.