Comienza una nueva era en Twitter: ahora que Elon Musk ha comprado la plataforma por 44.000 millones de dólares, queda por saber si ese gran potencial del que siempre ha hablado logrará aprovecharse.

Eso implica hacer cambios, algunos de los cuales ya los conocemos. Hay muchas ideas danzando y desde luego destaca el célebre —casi legendario— botón de editar tuits, pero ese podría ser solo el principio. De hecho, hace tiempo la comunidad de usuarios pide todo tipo de mejoras. Aquí, siete de esas ideas para cambiar y (esperemos) mejorar Twitter.

Botón de editar tuits

Es el cambio del que más se ha hablado en las últimas semanas. En Twitter nunca han estado muy por la labor, pero un mensaje de Elon Musk planteando esa posibilidad hizo que pronto los propios responsables de la empresa —lo eran hasta entonces— dijeran que ese desarrollo estaba en marcha.

Ahora sabemos que ese cambio está cerca de llegar, pero lo hará de una forma quizá distinta a la que pensábamos: no editaremos tuits, sino que en realidad los actualizaremos, algo que parece coherente con la propia filosofía del servicio. Cuidado, porque ese botón también puede ser una idea peligrosa.

Promocionar los tuits de voz

Los tuits de voz existen, pero son poco conocidos y plantean una opción interesante a la hora de hacer “mini-podcasts” en los que los creadores y usuarios puedan compartir reflexiones que vayan más allá de los 240 caracteres.

Estos tuits tienen un límite de 2 minutos y 20 segundos por mensaje, y dado el éxito que los mensajes de voz han tenido en otras redes como WhatsApp, parece lógico pensar que podrían plantear una alternativa llamativa a los tuits de texto y a esos “Spaces” que no han acabado de despegar.

Donaciones y micropagos

Impulsar la “economía de los creadores” podría ser también una prometedora vía de obtener ingresos para Twitter: en otras redes sociales los creadores obtienen recompensas económicas por publicar contenidos si tienen una base fuerte de usuarios, en Twitter no existe algo así.

Aquí puede haber varias alternativas, pero una sería implantar una plataforma de pagos interna que permitiera a los creadores recibir donaciones con algún tipo de botón o de opción asociada a los tuits/hilos de esos creadores. Jack Dorsey comentó en el pasado que bitcoin desarrollaría un importante papel en el futuro de Twitter: quizás ahora que la red social es de Musk, ese papel acabe siendo real para bitcoin… o para dogecoin.

API y aplicaciones

Twitter compró Tweetdeck, una de los clientes más destacados, y aunque ha evolucionado sensiblemente y tiene opciones interesantes, nunca ha desarrollado todo su potencial. La filosofía de Twitter ha sido siempre la de centrar su base de usuarios en su cliente oficial, ya fuera nativo del móvil o web.

Aquí Twitter tiene una oportunidad para abrir las puertas como hizo en sus orígenes: compartir (o más bien, licenciar) su API de forma mucho más ambiciosa, y ofrecer así a los desarrolladores y a la comunidad de usuarios otras formas de aprovechar esta red social.

Vídeos cortos

Es la era del vídeo corto. Y si no, que se lo pregunten a TikTok, cuya filosofía ha acabado siendo copiada por muchas otras plataformas: YouTube y sus Shorts son un ejemplo. Parece mentira que de hecho Twitter se adelantara a todas esas propuestas con Vine, una plataforma que llegó quizás antes de tiempo.

Como ocurre con los tuits de audio, Twitter podría reforzar esa opción y hacerla mucho más visible y mucho más parte de su propuesta de contenidos. Integrar un pequeño editor con el que por ejemplo recortar y publicar clips de vídeo para compartirlos en esta red social podría permitir tener en Twitter una alternativa valiosa.

Algoritmo y “trending topics”

La obsesión de Twitter por forzar a los usuarios a que en su cuenta vean primero los tuits destacados (y no los recientes) demuestra cómo el algoritmo está pensado para que veamos lo que a Twitter le interesa (o cree que nos interesa), y no necesariamente lo que nosotros queremos ver.

La propuesta de Musk de abrir el algoritmo y hacerlo Open Source es interesante, y podría plantear mejoras tanto en esas recomendaciones de contenido como en la a menudo polémica elección de “trending topics”. Características como los “temas” parecen ir por el buen camino aunque no queda claro si su uso o popularidad están muy extendidos.

Mensajería instantánea

Los mensajes directos (DM) funcionan e incluso se pueden usar para crear grupos, pero Twitter tiene una oportunidad clara para convertirse en una herramienta de comunicación y no solo de difusión de mensajes.

La característica de “Comunidades” es prometedora y plantea una alternativa a los grupos de Facebook o los subreddits de Reddit, y permitiría competir (o intentearlo) con lo que ya han logrado WhatsApp o Telegram. Twitter ya destaca en esa comunicación en formato “broadcast” de uno a muchos, pero podría aplicar su plataforma para plantear ese formato debate de “muchos a muchos” (o de “unos pocos” a “unos pocos”, claro) de forma efectiva.


La noticia

El Plan de Elon: siete cosas que Musk debería cambiar en Twitter ahora que es suyo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.