Tres semanas. Ese es el tiempo que ha pasado desde que Elon Musk se gastara 2.900 millones de dólares para convertirse en el mayor accionista de su red social preferida. Hoy ya no es solo eso: hoy Elon Musk es ya dueño de Twitter.

El multimillonario, CEO ya de Tesla y SpaceX, ha acordado la compra de una de las principales redes sociales por más de 44.000 millones de dólares. Tras las reticencias de la junta directiva de Twitter, cada accionista recibirá 54,20 dólares por cada acción ordinaria que posean al cierre de la transacción.

Los acontecimientos han ido muy rápido, y desde aquel movimiento se han sucedido las noticias, movimientos y debates en torno a una posibilidad que ahora ha cristalizado. Comienza una nueva era en Twitter. Una que, si hacemos caso a los comentarios de Musk, será muy distinta a la actual.

Cronología de una adquisición

Elon Musk lleva años siendo uno de los usuarios más prolíficos de Twitter. Su enorme base de seguidores —83,3 millones en estos momentos— es una de las mayores de la red social, y hace tiempo que Musk utiliza Twitter de forma indiscriminada (y polémica).

Su actividad ha sido frecuente, y entre sus mensajes siempre ha habido algunos dirigidos a Twitter como plataforma: para Musk parecía claro que Twitter tenía un gran potencial desaprovechado, pero ha sido ahora cuando ha decidido tratar de hacer algo para cambiar las cosas.

Todos los acontecimientos se han precipitado en pocas semanas, y es bueno hacer un repaso de todo este proceso que ha acabado por llevar a Elon Musk a hacerse con Twitter:

Is a new platform needed?

— Elon Musk (@elonmusk) March 26, 2022

28 de marzo. Musk se quejaba de la falta de libertad de expresión en Twitter —la crítica no era nueva— y planteaba públicamente la posibilidad de crear una red social de código abierto. Afirmaba que estaba pensando seriamente en ello y empezaba el runrún.

4 de abril. Elon Musk daba la sorpresa y se convirte en el mayor accionista de Twitter. El movimiento llega por sorpresa y curiosamente no publica nada de forma directa en la red social salvo por un ‘Oh hi lol‘.  ¿Qué quiere Elon?

Do you want an edit button?

— Elon Musk (@elonmusk) April 5, 2022

5 de abril. Su llegada detona el debate sobre qué puede cambiar en Twitter ahora que tiene esa participación en el accionariado. La empresa le ofrece formar parte de la junta de dirección, algo que comparte públicamente el CEO de la empresa, Parag Agrawal.

Musk sigue sin hacer referencia a esa operación, pero sí aprovecha para preguntar a los usuarios si quieren un botón para editar tuits, pero en realidad se habla de otros cambios como los que afectarían a su modelo de suscripción o a la aceptación de pagos en dogecoin.

6 de abril. El botón para editar tuits del que hablaba Musk en realidad ya está en desarrollo, aclaran desde Twitter, y pronto empiezan a filtrarse capturas de su funcionamiento.

Paralelamente, el movimiento de Elon Musk genera todo tipo de incógnitas. Por si las moscas en Twitter se sacan un as de la manga: desvelan la “clásusula del 14,9%” que evita que cualquier accionista pueda tener más de ese porcentaje del accionariado. Musk, por cierto actuó de forma ilegal en la compra de las acciones de Twitter.

Elon has decided not to join our board. I sent a brief note to the company, sharing with you all here. pic.twitter.com/lfrXACavvk

— Parag Agrawal (@paraga) April 11, 2022

11 de abril. Musk rechaza el puesto en el consejo de administración, pero no es él quien lo comenta —sigue guardando un insólito silencio sobre todos estos movimientos— sino Agrawal, que comparte una nota algo críptica que da pie a un debate. Uno que parece revelar que si no ha aceptado es por que quizás quiere bastante más que esa participación tope del 14,9%. Mientras, Musk —que sigue tuiteando— lanza indirectas.

I made an offer https://t.co/VvreuPMeLu

— Elon Musk (@elonmusk) April 14, 2022

14 de abril. Boom. Musk se ofrece a comprar el 100% de Twitter por 43.000 millones de dólares, un 54% de lo que valían las acciones antes de que Musk anunciase su participación en la compañía como máximo accionista. Quiere “desbloquear su potencial“.

16 de abril. La oferta parece no ser del gusto del consejo de dirección de Twitter: la empresa se protege contra la OPA hostil con un mecanismo financiero conocido como “píldora venenosa“. La idea: hacer que para Musk sea mucho más cara comprarla.

25 de abril. Todo se había mantenido aparentemente tranquilo y no parecía que la oferta de Musk pudiera prosperar. Sin embargo Musk y Twitter se han reunido durante el pasado fin de semana y se hablaba de que la negociación estaba progresando. Estaba a un paso de hacerse con la red social, y ahora se ha confirmado que efectivamente es así. 

Elon Musk ya es propietario de Twitter. Como mencionamos arriba, la operación se ha acordado en 44.000 millones de dólares, por lo que cada accionista recibirá 54,20 dólares por cada acción ordinaria que posean al cierre de la transacción.

Imagen | DonkeyHotey


La noticia

Es oficial, Elon Musk compra Twitter: 44.000 millones de dólares para un cambio de manos histórico

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.