Su nombre no dice gran cosa, pero las características del Yuxisaurus kopchicki, la especie de dinosaurio que acaban de identificar en China, lo convierte en una criatura fascinante y digna de los mejores efectos especiales de Jurassic World. Su cuerpo, de unos dos o tres metros de largo, estaba recubierto de una coraza a modo de armadura. Así lo describe al menos el grupo de científicos que lo ha presentado esta misma semana en un artículo publicado en la revista especializada eLife.

La criatura, herbívora, que vagaba por lo que hoy es Asia hace millones de años —entre 192 y 174, para ser más precisos—, es relevante no solo por sus características o novedad. Aporta también una nueva pieza para completar el puzle que permite a los expertos conocer cómo y dónde evolucionaron los tireóforos, un grupo de dinosaurios conocidos por los “escudos” que se repartidos a lo largo de sus cuerpos. Yuxisaurus kopchicki es único porque es la primera criatura de este tipo con restos bien conservados que los científicos logran documentar en Asia en el Jurásico Inferior.

Una pieza más del puzle

La nueva criatura sería así “contemporánea” de especies similares ya registradas en otras latitudes, como Alemania o Reino Unido. “Hasta hace poco suponíamos que la evolución de los dinosaurios acorazados ocurría en el norte, pero los nuevos hallazgos demuestran que eso no es cierto”, comenta el profesor Paul Barret, investigador del Natural History Museum (NHM).

El descubrimiento, precisa, ayuda a confirmar que los primeros dinosaurios acorazados vivían también en Asia en el Jurásico Inferior. “Sabemos muy poco sobre la historia temprana en general de los dinosaurios herbívoros en China, por lo que este representa un hallazgo muy importante”.

La “familia” de loscorazados incluye a los Ankylosaurus y Stegosaurus, quizás su representante más famoso por la cresta con placas que le recorría la espalda. Yuxisaurus es sin embargo anterior a ellos y muestra peculiaridades que lo diferencian de otros tireóforos primitivos, como una estructura especialmente robusta o una disposición muy característica en sus placas y púas. “Estaba adaptado principalmente para caminar sobre cuatro patas, pero también podía caminar sobre dos piernas”, explica Shundong Bi, paleontólogo de la Universidad de Indiana a Science News.

“Aunque hemos tenido fragmentos tentadores de los primeros dinosaurios acorazados de Asia, esta es la primera vez que tenemos suficiente material para reconocer una nueva especie de la región e investigar su historia evolutiva”, abunda el profesor Barrett: “Espero que sea el primero de muchos dinosaurios nuevos de las localidades que están descubriendo mis colegas en Yunnan”.

“Este nuevo taxón, Yuxisaurus kopchicki, representa el primer dinosaurio tireóforo válido descrito del Jurásico temprano de Asia y confirma la rápida expansión geográfica y diversificación del clado tras su primera aparición en el Hettangiense. Su complexión pesada y su armadura distintiva también insinúan una diversidad morfológica que antes no se había percibido”, confirma el estudio. Gracias a esa peculiaridad es, además, el acorazado más antiguo localizado hasta ahora en Asia.

Los científicos han podido conocer al Yuxisaurus gracias a los vestigios localizados en 2017 en la la Formación Fengjiahe, en la provincia de Yunnan. “El fósil consiste en un esqueleto bastante completo que incluye partes del cráneo, vértebras, partes de las extremidades y mucha, mucha armadura. Es el ejemplar más antiguo y mejor conservado de un acorazado en Asia”, recuerda Barret. Más tarde, un estudio mostró que era “cercano a la ascendencia común” de estegosaurios y anquilosaurios.

Imágenes | Yu Chen y Yao et al.


La noticia

Hemos descubierto una nueva especie de dinosaurio: esta vez no tiene plumas, sino una alucinante “armadura”

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.