El limitador de velocidad es una realidad que ha llegado para quedarse. No es algo que digamos nosotros, es una decisión que impulsa la Unión Europea para reducir los accidentes en carretera y que pondrá al conductor sobre aviso cuando esté superando la velocidad máxima permitida.


La obligación de contar con el Asistente Inteligente de Velocidad (ISA, por sus siglas en inglés) es una más dentro del paquete de novedades con las que contarán todos los coches nuevos que se matriculen a partir del 6 de julio de 2022. Es uno más de los nuevos sistemas ADAS de ayuda a la conducción y seguridad que se irán implantando a partir de este mismo año.

Los cambios que llegan

A partir del 6 de julio de 2022, todos los coches que se homologuen deberán contar con los siguientes ocho sistemas de seguridad de serie:


Asistente Inteligente de Velocidad (ISA).
Detector de fatiga y somnolencia.
Frenada de emergencia.
Cámara trasera con alerta de tráfico cruzado.
Alerta de cambio involuntario de carril.
Alerta de uso del cinturón en las plazas traseras.
Caja negra.
Alcoholímetro integrado.

Todas estas novedades, además, pasarán a ser obligatorias en todos los coches nuevos vendidos a partir del 6 de julio de 2024, independientemente de cuándo fueran homologados. Estas obligaciones forman parte del proyecto Vision Cero que la Comisión Europea tiene en marcha.

El objetivo es eliminar las víctimas de accidentes de tráfico con un ambicioso plan que también contará con otras dos fases que se llevarán a cabo a partir de 2024 y 2026, aunque con cambios menores y no tan intrusivos en el comportamiento del conductor como los aquí mencionados. En otros artículos ya te hemos contado cómo se integrarán los alcoholímetros en los coches o las cajas negras. En esta ocasión prestamos atención al Asistente Inteligente de Velocidad (ISA).

Así funcionará el Asistente Inteligente de Velocidad

El Asistente Inteligente de Velocidad (ISA) es una de las decisiones más polémicas que se han llevado a cabo con la aprobación de este nuevo paquete de medidas y decisiones. Con él, el coche monitorizará la velocidad a la que se circula y tratará de poner límites al exceso de velocidad.

Aunque los asistentes de velocidad ya se incluyen en buena parte de los vehículos nuevos que se ponen en el mercado, no todos cuentan con las mismas características ni funcionan igual. En el mercado podemos encontrar la alerta por exceso de velocidad, el limitador de velocidad, el control de crucero o el control de crucero adaptativo, todos con sus propias particularidades.

Si nos centramos en el Asistente Inteligente de Velocidad, este nuevo sistema estudiará la velocidad del vehículo cruzando los datos del GPS con el lector de reconocimiento de señales del propio automóvil. Así, se actuará lo más rápido posible y alertará al conductor lo antes posible ante un posible exceso de velocidad.

Es decir, no se trata de un control de crucero adaptativo. El conductor tendrá el mando del acelerador en cualquier momento pero, si el vehículo detecta que se está excediendo en la velocidad a la que circula, lanza una señal sonora y visual al conductor. En caso de que no levante el pie, se contempla que el automóvil pueda ser más intrusivo, con señales hápticas en el acelerador (haciéndolo vibrar, por ejemplo) o, incluso, endureciendo el pedal para impedir que el conductor siga acelerando.

Pese a todo, el conductor siempre tendrá los mandos del vehículo y, como ya sucede con los limitadores o controles de crucero actuales, se podrá superar el límite de velocidad hundiendo el pie en el acelerador y superando la barrera puesta por el coche. Además, el sistema podrá desactivarse buceando en los menús de los vehículos, pero hay que tener en cuenta que, por defecto, siempre se activará cuando volvamos a arrancar el coche.

La lucha contra la velocidad

En España, solemos tener en mente a la DGT como la principal organización de lucha contra los límites máximos de velocidad permitidos. El organismo ha rebajado los límites máximos permitidos en las vías secundarias a 90 km/h y ya no se puede contar con el margen de 20 km/h para adelantar.

Son decisiones que la DGT defiende asegurando que el exceso de velocidad estuvo presente en 2019 en el 23% de los accidentes con víctimas mortales, aunque las distracciones, como el uso del teléfono móvil, ya son la causa de accidente más habitual en nuestro país.

Desde la Unión Europa aseguran que la combinación de asistente inteligente de velocidad y sistema de mantenimiento en el carril puede salvar 7.300 vidas y evitar 38 900 lesiones graves hasta 2030. De hecho, señalan que el exceso de velocidad es un factor clave en el 30% de los accidentes con víctimas mortales en el Viejo Continente.

Aunque las campañas institucionales europeas y españolas para reducir la velocidad son continuas (también se anima a limitar la velocidad en las ciudades a 30 km/h como ya ha sucedido en la inmensa mayoría de calles de nuestro país), los propios fabricantes están tomando decisiones para limitar la velocidad, como Volvo, y han encontrado en las autonomías de los coches eléctricos un motivo más para ello.

Foto | Manuel Cantero


La noticia

Limitado a 120 km/h te guste o no: así funciona el Asistente Inteligente de Velocidad (ISA) obligatorio este año

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.