La estrategia Covid cero de China ya se está notando en la industria automovilística. Fabricantes como Tesla, Volkswagen o NIO tienen sus fábricas de Shanghái paralizadas debido al estricto confinamiento de la ciudad. No directamente porque ellos hayan decidido cerrar la fábrica, sino porque muchos de sus proveedores sí han parado y los materiales necesarios no están llegando.

Por el momento las autoridades de Shanghái no han dicho cuándo planean cambiar el confinamiento y ya han pasado más de dos semanas. Una situación mucho peor de la que preveían desde Tesla, que pensaban cerrar únicamente durante cuatro días.


Habrá retrasos y todavía no se conoce el alcance

El cierre de Shanghái recuerda a las peores fases de la pandemia. Las fábricas de Volkswagen en Shanghái y Changchun llevan cerradas desde hace semanas, ha confirmado el fabricante alemán. “Debido a la situación actual, nuestra producción en Changchun (desde mediados de marzo) y Shanghái (desde el 1 de abril) está suspendida”, explican desde Volkswagen a CNN, al tiempo que informan que “esto está causando ya retrasos en la producción”. Volkswagen produce en estas fábricas modelos como el ID.3 y el ID.4 para el mercado chino.

Para intentar compensar el cierre de estas fábricas, las compañías están haciendo turnos extra y aumentando la producción en las sedes que permanecen abiertas, pero se trata de parches. No solo Shanghái se está viendo afectada, también por ejemplo la fábrica de Toyota en Changchun.

En el caso de Tesla, la compañía tiene la producción de su gigafactoría en Shanghái paralizada desde el pasado 28 de marzo, según informa Reuters.

“Habrá retrasos en las entregas”, informa NIO en un comunicado. El fabricante chino de coches eléctricos también se ha visto afectado y ha suspendido la producción. Por el momento todavía no se conoce hasta cuándo durará esta paralización. Se da la particularidad que en Shanghái están las oficinas de NIO, pero no su fábrica (que está en Hefei). Aún así, debido a no poder acceder a gran parte de los proveedores, la compañía ha tenido que suspender la producción.

La producción de compañías como Tesla en China estaba marcando récords justo antes del confinamiento estricto. Tesla logró entregar 65.000 vehículos en marzo desde su fábrica de Shanghái. El doble que hace un año. Habrá que ver cómo queda el mes de abril, previsiblemente muy distinto debido a estos cierres que están afectando profundamente a la producción.

La industria automovilística china vive momentos de tensión. El Beijing Auto Show iba a celebrarse entre el 21 y el 30 de abril, pero se ha retrasado hasta nuevo aviso debido al aumento de casos de la Covid.


La noticia

Ni Tesla ni Volkswagen se salvan: el cierre de Shanghái provoca el caos en la producción de coches eléctricos en China

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.