Los smartphones de las gamas media y de entrada se enfrentan a un desafío importante: mantener su precio bajo control, y, a la vez, proponernos una experiencia que no haga grandes sacrificios si la comparamos con la que nos ofrece un teléfono móvil de gama alta. Alcanzar este equilibrio no es fácil, pero, afortunadamente, en el mercado podemos encontrar terminales con una relación precio/prestaciones estupenda.

Este es, precisamente, el segmento de mercado en el que van a competir los nuevos Galaxy A que acaba de presentar Samsung. Los modelos A53 5G y A33 5G tienen el mismo pedigrí, aunque, al igual que sus predecesores, el primero encaja en la gama media, y el segundo en el segmento de entrada. Eso sí, como refleja su denominación, ninguno de los dos sacrifica la conectividad 5G. Ya hemos tenido la ocasión de probarlos, y, como estamos a punto de comprobar, son dos móviles que dejan huella.

Samsung Galaxy A53 5G y A33 5G: especificaciones técnicas

galaxy a53 5g

galaxy a33 5g

pantalla

Super AMOLED Full HD+ de 6,5 pulgadas, 120 Hz (el refresco no es adaptativo) y cobertura Corning Gorilla Glass 5

Super AMOLED Full HD+ de 6,4 pulgadas, 90 Hz (el refresco no es adaptativo) y cobertura Corning Gorilla Glass 5

procesador

Exynos 1280 de 8 núcleos con fotolitografía de 5 nm

Exynos 1280 de 8 núcleos con fotolitografía de 5 nm

gráficos

Mali G68

Mali G68

memoria

6 u 8 GB

6 u 8 GB

almacenamiento

128 o 256 GB

128 o 256 GB

cámara delantera

Sensor de 32 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.2

Sensor de 13 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.2

cámaras traseras

Principal: sensor de 64 megapíxeles, óptica con valor de apertura f/1.8 y estabilización óptica
Ultra gran angular: sensor de 12 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.2
Cámara de profundidad: sensor de 5 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.4
Cámara macro: sensor de 5 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.4

Principal: sensor de 48 megapíxeles, óptica con valor de apertura f/1.8 y estabilización óptica
Ultra gran angular: sensor de 8 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.2
Cámara de profundidad: sensor de 2 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.4
Cámara macro: sensor de 5 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.4

conectividad

USB-C

Ranura para tarjetas micro-SD de hasta 1 TB compartida con bandeja SIM

USB-C

Ranura para tarjetas micro-SD de hasta 1 TB compartida con bandeja SIM

conectividad inalámbrica

5G

Wi-Fi 802.11ac

Bluetooth 5.1

NFC

5G

Wi-Fi 802.11ac

Bluetooth 5.1

NFC

sistema operativo

Android 12

One UI 4.1

Android 12

One UI 4.1

sensores

Lector de huellas dactilares bajo la pantalla, acelerómetro, sensor de luz ambiental, giroscopio, brújula y sensor de proximidad

Lector de huellas dactilares bajo la pantalla, acelerómetro, sensor de luz ambiental, giroscopio, brújula y sensor de proximidad

batería

5000 mAh

Carga rápida de 25 vatios

5000 mAh

Carga rápida de 25 vatios

sonido

Estereofónico

360 Audio

Estereofónico

360 Audio

protección ip

IP67

IP67

dimensiones

159,6 x 74,8 x 8,1 mm

159,7 x 74 x 8,1 mm

peso

189 g

186 g

precio

No disponible

No disponible

Su acabado y su apuesta estética convencen

Estos dos teléfonos móviles entran por los ojos. Y el tacto. La decisión estética que les permite desmarcarse de sus predecesores, entre los que se encuentra un Galaxy A52 5G que nos dejó un sabor de boca estupendo durante nuestras pruebas, no es otra que una integración del módulo de las cámaras en la cubierta trasera de policarbonato más refinada. Y funciona porque consigue lo que pretende: darnos la sensación de que este módulo es menos abultado y más estilizado.

Cuando tienes estos smartphones en la mano no percibes que Samsung haya descuidado su construcción. Es evidente que no son tan lujosos como los terminales de la familia Galaxy S, entre otras cosas, porque los Galaxy A no utilizan en el panel trasero el cristal Gorilla Glass Victus que podemos encontrar, por ejemplo, en los nuevos Galaxy S22; emplean policarbonato. Aun así, en mano transmiten solidez, y su apuesta por este material les permite ser un poco menos sensibles a la grasilla que tenemos en la superficie de nuestros dedos.

Un punto claro a favor del acabado de estos teléfonos móviles es que su marco de aluminio está impecablemente mecanizado. Además, como podéis ver en las fotografías, está esmaltado en un tono que encaja estupendamente con el color del panel trasero del smartphone, una opción que a los terminales de color azulado y anaranjado les sienta, en nuestra opinión, especialmente bien.

No obstante, los Galaxy A53 5G y A33 5G no están disponibles únicamente en los colores azul y naranja melocotón que podemos ver en las fotografías que publicamos encima de estas líneas; Samsung también nos los propone en blanco y negro. Este último incorpora un marco ligeramente rugoso y esmaltado en negro, pero el terminal con el panel trasero en color blanco apuesta, y a nosotros nos parece que acertadamente, por un marco de aluminio pulido que le sienta muy bien.

En la siguiente fotografía podemos ver un detalle curioso: la bandeja que nos permite introducir en estos smartphones las tarjetas nano-SIM y micro-SD no reside en el mismo lugar en ambos móviles. En el A53 5G está alojada en el marco inferior del terminal, mientras que en el A33 5G reside en la parte superior del dispositivo.

La bandeja que nos permite introducir en estos smartphones las tarjetas nano-SIM y micro-SD no reside en el mismo lugar en ambos móviles

Esta es una de las escasas diferencias que nos permiten distinguir estos dos modelos si nos ceñimos a su diseño. No obstante, como veremos más adelante, la más evidente es que la cámara frontal del A53 5G está instalada en un agujero practicado en el panel, mientras que la del A33 5G reside en un pequeño notch ubicado en el centro del marco superior.

La sensación que nos han transmitido el diseño y la construcción de estos smartphones en esta primera toma de contacto es positiva. No son dos teléfonos móviles con un acabado lujoso (no es lo que suelen proponernos los terminales de las gamas media y de entrada), pero son bonitos y están razonablemente bien construidos, por lo que probablemente conseguirán su propósito: competir sin complejos con los móviles más interesantes de sus categorías.

Estas pantallas nos gustan, pero echamos de menos la sincronización adaptativa

La forma en que Samsung ha resuelto las pantallas de estos smartphones nos encaja. Ambos terminales apuestan por un panel Super AMOLED con resolución Full HD+ que está protegido de los arañazos y los impactos por una lámina de vidrio Gorilla Glass 5. Sin embargo, hay algunas diferencias entre ellos que merece la pena que no pasemos por alto.

La pantalla del A53 5G es ligerísimamente más amplia que la del A33 5G (tiene 6,5 pulgadas frente a las 6,4 pulgadas de este último), por lo que la diferencia más relevante entre el panel de estos móviles reside en su frecuencia de refresco. Y es que el más ambicioso de los dos, el A53 5G, trabaja a 120 Hz, mientras que el A33 5G se conforma con unos también convincentes 90 Hz.

No obstante, es importante que los usuarios tengamos en cuenta que estos smartphones no tienen refresco adaptativo. Y es una lástima. Nuestras pruebas con los terminales que implementan correctamente esta innovación nos han demostrado que puede tener un impacto muy beneficioso en la autonomía debido a su capacidad de reducir la cadencia de imágenes de forma transparente cuando no es necesario que sea alta. Es evidente que Samsung ha optado por reservar esta prestación para sus propuestas más avanzadas.

En esta primera toma de contacto no hemos podido probar a fondo la calidad de los paneles Super AMOLED de estos smartphones (algo que haremos cuando tengamos la oportunidad de analizarlos en nuestras propias instalaciones), pero, aun así, nos han dejado un buen sabor de boca por la forma en que resuelven la colorimetría.

Su rendimiento en este ámbito es similar al del Galaxy A52 5G, por lo que sospechamos que su capacidad máxima de entrega de brillo debe rozar los 800 nits. No está nada mal, sobre todo si no pasamos por alto las categorías en las que compiten estos teléfonos móviles.

Samsung nos promete dos días de autonomía en estos smartphones

Lo más prudente es que aceptemos con algunas reservas las cifras de autonomía que nos entregan las marcas porque casi siempre son excesivamente optimistas, pero ahí van las de los Galaxy A53 5G y A33 5G. Y es que Samsung asegura que estos móviles nos prometen dos días de autonomía, aunque posiblemente esta cifra solo es viable en condiciones no excesivamente rigurosas (y probablemente reduciendo el refresco del panel a 60 Hz).

En cualquier caso, ambos terminales incorporan una batería con una capacidad de 5000 mAh, y nos proponen una carga rápida de 25 vatios que queda lejos de las tecnologías de carga más avanzadas que podemos encontrar, por ejemplo, en los smartphones más ambiciosos de OPPO y Xiaomi (son dos de las marcas que se han lanzado con más claridad a la carrera de la carga más veloz posible).

Estos dos móviles comparten su propuesta de cámaras, pero no especificaciones

La dotación de cámaras del Galaxy A53 5G y el A33 5G es exactamente la misma. Los dos apuestan por una única cámara frontal, y también por un módulo trasero en el que residen la cámara principal, el ultra gran angular, una cámara de profundidad y una cámara macro. Sin embargo, las características del sensor y la óptica de algunas de estas cámaras varían, de modo que el A53 5G incorpora, como cabe esperar, algunos componentes un poco más ambiciosos que los del A33 5G.

Los dos apuestan por una única cámara frontal, y también por un módulo trasero en el que residen la cámara principal, el ultra gran angular, una cámara de profundidad y una cámara macro

En la tabla de especificaciones que publicamos más arriba detallamos las características de las cámaras de estos terminales, pero merece la pena que no pasemos por alto que la cámara principal del A53 5G apuesta por un sensor de 64 megapíxeles, mientras que la del A33 5G se conforma con un captador de 48 megapíxeles. Eso sí, estas dos unidades comparten una óptica con valor de apertura f/1.8, y también la necesaria estabilización.

La cámara ultra gran angular apuesta en el A53 5G por un sensor de 12 megapíxeles, y en el A33 5G por uno de 8 megapíxeles, aunque en ambos móviles trabaja con una óptica con valor de apertura f/2.2. La de profundidad en el primero tiene un sensor de 5 megapíxeles, y en el más modesto de estos terminales de 2 megapíxeles. Y, por último, la cámara macro sí es idéntica en estos dos smartphones. Para resolverla los ingenieros de Samsung han optado por instalar un captador de 5 megapíxeles que trabaja en tándem con una óptica f/2.4.

En lo que se refiere al software de cámara, Samsung ha introducido varias novedades interesantes. Según esta marca el modo retrato de estos smartphones es más avanzado que el de sus predecesores, lo que les permite identificar con más precisión el contorno de los objetos en primer plano para separarlos con más rotundidad del fondo.

Además, también incorporan un nuevo modo de disparo conocido como ‘Diversión’ que nos propone varios filtros y efectos muy originales que es posible aplicar tanto a las fotos como al vídeo. Los hemos probado brevemente, y lo cierto es que son resultones.

La apuesta de Samsung en las gamas de entrada y media es sólida

La competencia en las gamas alta y prémium es enorme, pero en los segmentos medio y de entrada es encarnizada. Como he defendido en las primeras líneas de este artículo, los móviles que pertenecen a estas dos últimas categorías se enfrentan al desafío de proponernos valor y una experiencia satisfactoria, pero manteniendo el precio bajo control. Y no es sencillo lograrlo.

Estos smartphones se enfrentan al desafío de proponernos valor y una experiencia satisfactoria, pero manteniendo el precio bajo control

Aun así, los nuevos Galaxy A53 5G y A33 5G llegarán a las tiendas durante el próximo mes de abril con bazas sólidas que les permitirán batallar de tú a tú con sus competidores. Como hemos visto, su diseño es atractivo, su acabado no está nada mal, incorporan una pantalla de buena calidad, y, por último, su propuesta de cámaras es ambiciosa. Nuestro veredicto definitivo llegará cuando tengamos la oportunidad de probarlos a fondo, pero os anticipamos que estos dos smartphones pintan realmente bien.


La noticia

Samsung Galaxy A53 5G y A33 5G, primeras impresiones: esta es su fórmula para darlo todo en la batalla de la relación calidad/precio

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Juan Carlos López

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.