El estupendo ‘Beastie Boys. El libro’, escrito por los dos supervivientes del mítico trío neoyorquino de hip hop y hardcore, hace un excelente trabajo a la hora de mandarnos a la ambientación exacta en la que germinaron las primeras semillas del grupo que revolucionaría el rap en los ochenta. Habla de los primeros conciertos a los que fueron los tres creadores de ‘You got a fight for your right to party’, de sus primeras fuentes de ocio, y entre todos los entretenimientos en los que picoteaban estaban, cómo no, los primeros videojuegos.

Uno de ellos merece algo más de atención por parte de los creadores. Se trata de ‘Pix’, un juego que recibiría distintos nombres y que, en el texto del libro, viene descrito y acompañado de una ilustración muy clarificadora: un grupo de chavales están reunidos en torno a la television, qe arroja imágenes pixeladas de una especie de guerra espacial, exactamente igual que en los videojuegos de la época. Pero no se reúnen en torno a una consola o un microordenador, sino alrededor del teléfono que sostiene uno de los chicos.

Así describe uno de los autores, Michael Diamond, el invento: “cada generación de niños ha tenido en algún momento su, digamos, momento electrónico mágico. En nuestro caso fueron los comienzos de los videojuegos. ‘Pong’ era una cosa seria de la hostia. De la puta hostia. ‘Space Invaders’, ‘Asteroids’, ‘Robotron’, y la lista continúa. Pero… para nosotros, en Nueva York, el verdadero momento electrónico mágico con los videojuegos, detenido en e tiempo, llegaba justo al salir de clase cuando veíamos Channel 11 (WPIX) con el videojuego emitido en directo que conocíamos como… PIX. Los chavales de diez años en Nueva York estaban enganchadísimos a ese rollo en 1978”.

El juego al que hace referencia el libro se conoció como ‘PIX’ en la zona de Nueva York, a través de la mencionada cadena local WPIX, y su nombre real era TV-Pixxx. Y en efecto, el canal llamaba a los participantes por teléfono (para optar a ello había que enviar al canal una postal con los datos de contacto) para que participaran en directo en un videojuego, con la posibilidad de ganar camisetas (que hoy, si ha sobrevivido alguna, debe estar cotizadísima) y bonos de diez dólares. El invento duró hasta 1982, pero no fue el primero de su clase.

En realidad era una versión del original ‘TV Powww’, un formato que debutó en 1978 en la estación de Los Angeles KABC-TV. Su éxito fue tal que a principios de los ochenta ya se veía en 79 teles locales y una nacional, la WGN, como parte del programa infantil ‘Bozo’s Circus’. El éxito fue tal que llegó a exportarse el formato: TV Powww se vio en Australia o Italia incluso entrados los noventa.

Cómo funcionaba

Los juegos que se usaban no eran originales para el programa, sino que pertenecían a la Fairchild Channel F, legendaria consola de 1976 que hizo historia al ser la primera que usaba cartuchos en vez de llevar los juegos incorporados (como hacían la mayoría de las clónicas con juegos tipo ‘Pong’). También fue la primera consola en usar microprocesador, y su triunfal futuro se vio interrumpido por la llegada de la VCS de Atari, que arrasó con sus competidoras. El sistema se dejó de fabricar en 1983, pero ya a finales de los setenta se consideraba un fracaso, con solo 350.000 unidades vendidas.

Fue entonces cuando la consola que soportaba ‘TV Powww’ pasó a ser la Intellivision, el invento de Mattel de 1977 que consiguió un éxito mucho más consistente que el de la Fairchild Channel F, con tres millones de consolas vendidas. Pero… ¿cómo funcionaba el juego? Fácil: desde su casa, el concursante tenía que dar indicaciones por teléfono para que un punto de mira se moviera, apuntando a naves espaciales enemigas. Cuando creía que tenía el blanco preparado, debía gritar ‘Pow’ para disparar el cañón.

En el formato clásico del concurso, este proceso tenía dos partes: primero, un concursante en plató intentaba alcanzar en 30 segundos la mayor puntuación posible, y luego le tocaba a alguien desde casa. Algunos de los juegos empleados fueron ‘Astrosmash’, ‘Skiing’ y ‘Word Rockets’, del recopilatorio ‘Word Fun’. Al parecer Marvin Kempner, creador del formato, intentó contactar con Sega y Nintendo para proponerles versiones de TV Powww con sus consolas, pero la cosa no cuajó.

No está muy claro qué tipo de tecnología se usaba para que ‘TV Powww’ funcionara. Hay fuentes que afirman que las Intellivision estaban modificadas para responder a la voz de los concursantes, pero no ha sido confirmado de forma definitiva. Hay también un documental sobre WPIX, el canal que veían los Beastie Boys, en el que se afirma que el sistema era mucho más sencillo: un técnico controlaba personalmente los disparos según los chavales lo gritaban al teléfono, lo que explicaría la falta de precisión del invento.

Y en España… Hugo

Entre 1992 y 1994 se emitió en la españolísima Tele 5 primigenia una versión modernizada de ‘TV Powww’ que sin duda todos los chavales de esa generación recuerdan con tanta vividez como los Beastie Boys recuerdan ‘TV Powww’… aunque visualmente era todo algo más melindroso. Se trata de ‘Hugo’, un juego protagonizado por un troll que tenía que superar una serie de pruebas para salvar a su amada Hugolina de una bruja, y que también precisaba de la ayuda telefónica de los chavales para obtener la victoria.

En realidad ‘Hugo’ era una creación danesa que se había emitido en el canal TV2 desde 1990 y que había sido un éxito de tal calibre que se había expandido por más de cuarenta países, entre ellos, varios de Latinoamérica, como Argentina o Chile. Cuando llegó a España, como miniespacio en el celebérrimo ‘Telecupón’ de Carmen Sevilla, no se controlaba por voz, sino con las teclas de teléfono: había que mover al pequeño troll a izquierda y derecha con las teclas 4 y 6 para esquivar los obstáculos que se interponían en su camino.

El éxito del troll fue descomunal: generó su propio programa, ‘Hugolandia’, presentado por Beatriz Rico, donde concursantes participaban en pruebas en plató, y que vino acompañado de su correspondiente lanzamiento discográfico y de una sintonía que taladró los encallecidos oídos de los telespectadores de la época. El éxito de la franquicia propició un juego para Playstation e incluso, ya entrados en los dosmiles, para Playstation 2, prolongando la franquicia. Pero ninguno tenía ni una micra del encanto tosco y primitivo de aquel ‘TV Powww’ original que adivinó que el futuro de los videojuegos estaría en las partidas a distancia.


La noticia

TV Powww: así era el videojuego que se jugaba por teléfono y que llegó a tener una réplica en la Tele 5 de los 90

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.