Las actualizaciones de software se han convertido en algo crucial para el helicóptero de la NASA en Marte. Gracias a este recurso, el compañero del rover Perseverance ha logrado completar más de 20 vuelos, cuando se preveía que haría solo tres. Ahora, la pequeña aeronave se prepara para otro desafío que no estaba en el plan original, y que extenderá sus operaciones hasta septiembre: volar sobre el cráter Jezero, una zona peligrosa zona llena de acantilados, montículos de arena y terreno irregular.

El equipo del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA ha desplegado varias actualizaciones desde que Ingenuity llegó al planeta rojo junto a Perseverance. Antes de que el helicóptero se elevara del suelo por primera vez debieron reinstalar el software de control de vuelo a millones de kilómetros de distancia para subsanar un problema con el temporizador de la secuencia de comandos que hizo que el sistema entrara en “modo seguro”.

Tras los primeros vuelos, el JPL también envió actualizaciones que mejoraron el rendimiento del helicóptero en Marte. El laboratorio explica que aumentaron la seguridad general de Ingenuity al reducir los errores de navegación, eliminaron la restricción de altitud máxima programada en 15 metros (característica que permitirá hacer misiones más complejas), dotaron a los rotores la capacidad de cambiar de velocidad en el aire y mejoraron el sistema que analiza las condiciones de terreno durante el vuelo para tomar acciones más precisas.

Ingenuity y su próxima ‘aventura’ en Jezero

Pero hay más actualizaciones en camino. Los próximos cambios de software equiparán al helicóptero con nuevos mapas de elevación de terreno en el filtro de navegación y la capacidad de reducir riegos en los aterrizajes. Estas mejoras, sumadas a las anteriores, permitirán que Ingenuity adquiera un papel activo en su próxima misión como ayudante de Perseverance. La primera tarea encomendada para no antes del 19 de marzo será ayudar a determinar qué camino debe tomar el rover en su misión por los canales secos del río que fluyó en tiempos pasados.

El desafío es enorme ya que la nueva área de operaciones de Ingenuity es completamente diferente al terreno relativamente plano sobre el que había estado operando. Según explica la NASA, se trata de una zona formada por delta fluvial en forma de abanico que se eleva por más de 40 metros sobre el suelo del cráter Jezero. “La estratificación inclinada y horizontal allí es lo que un geólogo esperaría ver en el delta de un río en la Tierra”, señala la agencia sobre la zona llena de acantilados irregulares, superficies en ángulo, cantos rodados que sobresalen y bolsillos llenos de arena que podrían detener al rover en seco o complicar el aterrizaje del helicóptero.

La exploración del delta por parte de Perseverance promete revelar numerosos datos geológicos, incluidas pruebas que podrían confirmar que hace millones de años hubo vida microscópica en Marte. El helicóptero, además de ayudar al rover a llegar a ese lugar marcándole el camino, podría capturar imágenes de zonas de difícil acceso para el vehículo de la NASA o, tal vez, explorar zonas de aterrizaje y sitios de almacenamiento para el programa Mars Sample Return, cuyo inicio está programado para 2026 y pretende recoger de muestras de roca y devolverlas a la Tierra.

Más información | NASA


La noticia

Una actualización de software prepara a Ingenuity para su misión más arriesgada en Marte

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.