Acaba de llegar un nuevo contendiente a la gama de entrada. Este es el primer smartphone de la serie Redmi (a secas, sin el ‘apellido’ Note) que nos propone conectividad 5G, por lo que esta es, precisamente, una de sus principales bazas para competir en el segmento en el que pelean los teléfonos móviles de precio asequible. Sin embargo, esta no es la única característica por la que, sobre el papel, es una opción interesante.

En las fotografías que ilustran este artículo podemos ver que tiene un diseño resultón en el que destacan unos marcos razonablemente finos y un módulo de cámaras que se suma a la apuesta estética de cada vez más terminales de gama alta. Además, como estamos a punto de descubrir, sus especificaciones no pintan nada mal, y su propuesta de cámaras encaja en el segmento de mercado en el que va a competir. Así se las gasta este nuevo Redmi 10 5G.

Xiaomi Redmi 10 5G: especificaciones técnicas

características

pantalla

LCD IPS Full HD+ (2408 x 1080 puntos) de 6,58 pulgadas, refresco adaptativo (30, 50, 60 y 90 Hz) y cobertura Corning Gorilla Glass 3

procesador

MediaTek Dimensity 700, 7 nm, 8 núcleos y hasta 2,2 GHz

gráficos

Mali-G57 MC2

memoria principal

4 o 6 GB LPDDR4X

almacenamiento

64 o 128 GB UFS 2.2 (ampliable mediante micro-SD a 512 GB)

cámara frontal

Sensor de 5 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.2

cámaras traseras

Principal: sensor de 50 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/1.8
Cámara de profundidad con sensor de 2 megapíxeles y óptica con valor de apertura f/2.4

sistema operativo

Android 12 + MIUI 13

conectividad

USB-C

Jack para auriculares de 3,5 mm

conectividad inalámbrica

5G

Wi-Fi 5

Bluetooth 5.1

NFC

sonido

Hi-Res Audio

batería

5000 mAh

carga

Carga rápida de 18 vatios

Cargador incluido de 22,5 vatios

seguridad

Sensor de huellas dactilares

Reconocimiento facial

características adicionales

Radio FM

dimensiones

163,9 x 76 x 8,9 mm

peso

200 g

precio

4 + 64 GB: 229,99 euros

4 + 128 GB: 249,99 euros

Sus especificaciones encajan en su gama, aunque su baza es su refresco adaptativo

El procesador que ha elegido Xiaomi para mover la capa de personalización MIUI 13 sobre Android 12 es un chip Dimensity 700 de MediaTek producido con fotolitografía de 7 nm. Su lógica gráfica es una Mali-G57, y la memoria principal, que es de tipo LPDDR4X, puede tener una capacidad de 4 o 6 GB. Hasta aquí no hay nada que desentone en un teléfono móvil de gama de entrada y precio asequible.

Para poner a punto la pantalla esta marca se ha decantado por un panel LCD de tipo IPS con resolución Full HD+ (2408 x 1080 puntos) y 6,58 pulgadas, que tiene, y esta es una prestación interesante en este segmento, sincronización adaptativa. No obstante, la forma en la que está implementada esta tecnología no es tan ambiciosa como la estrategia por la que están optando buena parte de los smartphones de las gamas alta y prémium.

El algoritmo de refresco adaptativo del Redmi 10 5G monitoriza el software que está siendo ejecutado para actuar de forma dinámica sobre el refresco del panel y reducir el consumo de batería. Esta es la estrategia utilizada habitualmente para ejecutar la sincronización adaptativa, pero nos interesa no pasar por alto que los valores que puede adoptar el refresco de este móvil son solo cuatro y están prefijados: 30, 50, 60 y 90 Hz. El panel siempre trabajará a una de estas cuatro frecuencias de refresco, por lo que no ‘bajará’ más allá de los 30 Hz ni adoptará valores intermedios.

Los valores que puede adoptar el refresco de este móvil son solo cuatro y están prefijados: 30, 50, 60 y 90 Hz

Dos características de este teléfono móvil que posiblemente muchos usuarios agradecerán son la presencia de un conector para auriculares en formato jack de 3,5 mm, y también de radio FM. Eso sí, no nos propone conectividad Wi-Fi 6; tiene Wi-Fi 5 (802.11ac), Bluetooth 5.1 y NFC. Un último apunte: su batería tiene una capacidad de 5000 mAh, y junto a este móvil Xiaomi nos entrega un transformador de 22,5 vatios que es capaz de cargarla con una potencia efectiva de 18 vatios.

Su propuesta de cámaras es modesta, aunque también convincente (en su gama)

La cámara frontal de este teléfono móvil incorpora un sensor de 5 megapíxeles y una óptica con valor de apertura f/2.2, una opción similar a la que podemos encontrar en buena parte de los smartphones de su franja de precios. Por otro lado, en el módulo de cámaras trasero residen dos unidades: la cámara principal con óptica gran angular y una cámara de profundidad que reclama una parte del protagonismo cuando tomamos un retrato.

La cámara de profundidad recoge información adicional acerca del segundo plano para entregarnos un desenfoque del fondo más uniforme y de más calidad

La cámara principal apuesta por un captador de 50 megapíxeles y una óptica con valor de apertura f/1.8, mientras que la cámara de profundidad se conforma con un sensor de 2 megapíxeles. No obstante, sobre el papel es suficiente debido a que la función de esta última es recoger información adicional acerca del segundo plano para entregarnos un desenfoque del fondo (bokeh) más uniforme y de más calidad.

Xiaomi ha confirmado que este smartphone incorpora un modo noche diseñado para recuperar mucho detalle en aquellos escenarios de disparo en los que la luz ambiental escasea, así como un nuevo efecto ideado para dar un acabado cinematográfico a nuestras fotos y vídeos. Pondremos a prueba ambos cuando tengamos la oportunidad de analizar a fondo este teléfono móvil.

Xiaomi Redmi 10 5G: precio y disponibilidad

Este smartphone llegará a las tiendas durante los próximos días en estas dos versiones:

4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento: 229,99 euros
4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento: 249,99 euros


La noticia

Xiaomi Redmi 10 5G: al asalto de la gama de entrada con la conectividad 5G y la sincronización adaptativa

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Juan Carlos López

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.