La escasez de semiconductores, la misma que arrastra la industria desde hace dos años, sigue dejando consecuencias en 2022. Ante la dificultad para hacerse con componentes, Canon ha optado por una medida salomónica: prescindir de chips que incorpora habitualmente en sus cartuchos para impresora. Para salir del paso ahora está enseñando a sus clientes cómo saltarse los mensajes que alertan de la falta de piezas que, entre otras cosas, garantizan que el producto es original.


El aviso lo han lanzado los propios usuarios vía Twitter, donde aseguran que los tóneres carecen de los chips que acreditan que el producto es de Canon e incluso relatan que la propia compañía se está dirigiendo por correo a sus clientes para indicarles cómo evitar las alertas.

El último efecto de la escasez de componentes

En su web, Canon reconoce que, “debido a la actual escasez mundial de componentes semiconductores”, la compañía está encontrando dificultades para hacerse con algunos de los chips que utiliza en los consumibles de sus impresoras multifunción (MFP). “Estos componentes realizan funciones como la detección de los niveles de tóner restantes“, precisa el fabricante. Otra de las labores de los chips es confirmar que el cartucho es un producto elaborado por Canon.

Para mantener el flujo de producción y garantizar “un suministro continuo y fiable” de cartuchos, la empresa japonesa ha optado por sacarlos a la venta sin el semiconductor. La medida, asegura, es temporal y se mantendrá únicamente “hasta que se reanude el suministro normal”. La multinacional garantiza que la calidad de las impresiones no se verá afectada de forma negativa, aunque sí admite que los usuarios apreciarán algunos cambios sobre los que ya está informando.

“Ciertas funciones auxiliares, como la capacidad de detectar los niveles de tóner, pueden verse afectadas”, precisa la compañía, que explica a los usuarios cómo actuar cuando aparece el aviso en las pantallas de sus impresoras y detalla incluso los modelos afectados.


ImageRUNNER 1435i/1435iF
ImageRUNNER 2625i/2630i/2645i
ImageRUNNER ADVANCE 4525i/4535i/4545i/4551i, II and III
ImageRUNNER ADVANCE C250i/350i/C351iF
ImageRUNNER ADVANCE C255i/C355i/C355iF/C256i/356i
ImageRUNNER ADVANCE C256i/356i II and III
ImageRUNNER ADVANCE C3320i/3325i/3330i
ImageRUNNER ADVANCE C3520i/3525i/3530i, II and III
ImageRUNNER ADVANCE C5535i/5540i/5550i/5560i, II and III
ImageRUNNER ADVANCE DX 4725i/4735i/4745i/4751i
ImageRUNNER ADVANCE DX 6000i
ImageRUNNER ADVANCE DX C257i/C357i
ImageRUNNER ADVANCE DX C3720i/3725i/3730i
ImageRUNNER ADVANCE DX C3822i/3826i/3830i/3835i
ImageRUNNER ADVANCE DX C5735i/5740i/5750i/5760i
ImageRUNNER C1325iF/1335iF
ImageRUNNER C3025i
ImageRUNNER C3125i
ImageRUNNER C3226i

En su web, Canon aclara cómo deben actuar los clientes cuando reciban el mensaje de error en sus dispositivos tras insertar el nuevo tóner. Para la mayoría de los modelos afectados, explica que la impresora no reconocerá el cartucho y recibirá un mensaje de alerta. El usuario deberá cerrarlo.

La compañía también señala que la información sobre el nivel de tinta puede no ser correcta o incluso cambiar de forma repentina y pasar del 100 al 0%.

Si el usuario tiene ciertos modelos (imageRUNNER C1325iF / 1335iF, imageRUNNER C3025i, imageRUNNER ADVANCE C250i / 350i / C351iF, imageRUNNER ADVANCE C3320i / 3325i / 3330i), las indicaciones son algo distintas, si bien la información sobre el nivel también puede ser falsa.

Habría un tercer apartado, destinado a los propietarios de imageRUNNER 1435i / 1435iF. Al igual que en el caso anterior, la empresa concreta al cliente que debe pulsar “Aceptar” u “Ok”. En caso de que haya actuado mal en ese primer paso y seleccionase “Cancelar” o “Detener”, especifica cómo volver al punto de origen y lograr la opción adecuada. Otro punto en común con el resto de casos es que Canon previene de que los niveles de tinta indicados por el dispositivo pueden no ser reales.

Principial, compañía proveedora de servicios de impresión de Reino Unido, asegura en su web que desde mediados de diciembre el fabricante japonés está produciendo cartuchos desprovistos del componente. La firma avanza que la capacidad de los dispositivos y la calidad de la impresión no se verán afectadas por el cambio, aunque sí pueden estarlo ciertas funciones, como la detección del nivel de tinta. De hecho, la compañía de Reino Unido informa a sus clientes de que ya no recibirá las alertas para recargar los cartuchos y les pide que avisen directamente por teléfono.

En su web para el mercado de Australia y Nueva Zelanda, Canon garantiza en cualquier caso que los cartuchos de tóner sin chip empezarán a suministrarse, al menos en esos mercados, a partir de febrero de 2022. “Es una medida provisional”, recalca. En la misma página detalla los mensajes que se encontrará el usuario cuando reemplace el tóner y explica paso a paso cómo actuar.

😂 Semiconductor shortage leads to Canon selling toner cartridges without chips which usually identify them as genuine, so Canon now instructs customers on how to override the warnings for using “counterfeit” cartridges https://t.co/rqcmXckPFp

— Nils Adermann (@naderman) January 7, 2022

Canon no es la única firma que se ha visto afectada por la escasez de microchips, un escenario que en los últimos meses ha generado retrasos en envíos, aumentado los costes de producción y afectado de forma especial a la industria de los dispositivos móviles y automóviles.

Tesla, por ejemplo, ha reconocido que se ha visto obligada a lanzar vehículos a los que les faltaban algunos de sus puertos USB precisamente por la escasez de chips. En el caso del Renault Arkana se estén entregando incluso unidades sin retrovisores abatibles automáticos y se da a los clientes la opción de que acudan al concesionario para que se lo instalen cuando haya stock de piezas.


La noticia

Canon no puede poner chips en sus tóneres por la escasez y está enseñando a sus clientes a saltarse las comprobaciones de que el producto es original

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.