En 1985 Windows 1.0 debutaba con un componente esencial: el Panel de Control que permitía configurar las opciones de aquella primitiva interfaz gráfica. La llegada de Windows 8 en 2012 cambió las cosas con una renovada herramienta llamada Configuración, pero ojo, porque el Panel de Control seguía estando ahí de acompañante para diversos apartados.

Aquello ya rechinaba, pero es que con Windows 11 la cosa siguió más o menos igual y la inconsistencia de tener un vetusto Panel de Control y una app de Configuración era aún más notable. En Microsoft lo saben, y en las últimas actualizaciones están ya relegando al Panel de Control a un segundo plano mucho más claro.

Solo puede quedar uno

El Panel de Control ha cumplido su misión durante más de tres décadas, pero la llegada de Windows 8 y sobre todo de Windows ´10 debería haberlo hecho desaparecer del mapa: ese sistema operativo ya tenía su propia herramienta, llamada Configuración, para establecer diversos parámetros del sistema.

Si el Panel de Control de ahora os parece anticuado, atentos: así era el Panel de Control de Windows 1.0 en 1985.

Sin embargo el Panel de Control permaneció en ese sistema operativo como parte clave del mismo: acompañaba a la app de Configuración y la complementaba: había cosas que solo se podían hacer en el Panel de Control, y de hecho varios apartados de Configuración hacían que se abriese el Panel de Control para acceder a ese parámetro allí.

Microsoft sabe bien que la inconsistencia existe y en Windows 11 ha dado más protagonismo a una herramienta de Configuración que se ha rediseñado, pero que además está ganando ma´s y más opciones y “robándoselas” por fin al Panel de Control.

Tanto en la compilación 22509 como en la compilación 22523 estamos viendo cambios interesantes que hacen que cosas que antes solo podíamos encontrar en el Panel de Control pasen por fin a ser parte de la herramienta de Configuración.

Que en Windows 11 el Panel de Control siga acompañando a la herramienta de Configuración no es precisamente ideal.

La configuración avanzada de la red ya está en la nueva herramienta, y también lo está la sección dedicada a desinstalar aplicaciones o actualizaciones de Windows.

Sigue habiendo aún muchas opciones que dependen del Panel de Control, pero como indican los propios ingenieros de Microsoft, estos cambios son parte de “un esfuerzo continuado para llevar parámetros del Panel de Control a la app de Configuración“.

Esperemos que esos esfuerzos continúen para poder decir adiós de una vez por todas al Panel de Control que ciertamente debe ir dejando paso a la nueva herramienta y evitar así incosistencias y redundancias innecesarias.

Vía | The Verge


La noticia

El Panel de Control de Windows parecía inmortal, pero (al fin) está perdiendo fuelle en Windows 11

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.