AMD presentó estos días su nueva tarjeta gráfica de gama de entrada, la Radeon RX 6500 XT. Lo hizo además con un mensaje claro: quieren que esta nueva GPU se use básicamente para jugar y no para minar criptomonedas. ¿Cómo lo logran?

La clave, dicen en AMD, está en la memoria utilizada. En la Radeon RX 6500 XT contamos con solo 4 GB de memoria GDDR6 —escasos para los procesos de minería— y además con una interfaz de memoria de 64 bits que tampoco favorece esas tareas.

Menos memoria, menos interfaz de memoria

Una de las directivas de AMD, Laura Smith, habló en esa presentación de cómo la Radeon RX 6500 XT había sido “optimizada” para juegos. Eso puede verse en su configuración, explicaba.

“Incluso con los cuatro GB de memoria. Es una cantidad estupenda para la mayoría de juegos AAA, pero no es particularmente atractiva si se van a realizar actividades relacionadas con el blockchain o la minería [de criptomonedas]” destacaba Smith.

El otro factor que ayuda a hacer menos “apetitosa” esta gráfica para mineros es esa interfaz de memoria de 64 bits, que se queda corto frente al de la inmensa mayoría de gráficas actuales, que hacen uso de una interfaz de 128 bits.

Este último factor es especialmente importante porque la minería de Ethereum en particular suele consumir más memoria, y además se beneficia especialmente del ancho de banda que AMD ha limitado con esa interfaz de 64 bits.

Aún con esas limitaciones, en AMD creen que esta gráfica es muy buena sucesora de la ya veterana Radeon RX 570 a la que quiere reemplazar, sobre todo porque se ha aumentado la frecuencia de reloj de forma notable de los 1.845 MHz de aquella a los 2.815 MHz actuales.

La propuesta de AMD es interesante, y de hecho puede que lo sea más que la que realizó NVIDIA en los últimos meses con gráficas que “capaban” la capacidad de minado, pero lo hacían con unos controladores software especiales. Pronto se vio que ese método tenía sus propios problemas.

Lo cierto es que el problema de la demanda de tarjetas gráficas sigue presente por el ámbito de la minería de criptomonedas, y esta solución de AMD ciertamente parece buena idea para tratar de evitar que sus nuevas Radeon RX 6500 XT acaben en manos de los mineros.

La gráfica saldrá a la venta el próximo 19 de enero y tiene un precio oficial de 199 euros. Queda por ver si ese precio se mantendrá efectivamente… y sobre todo, si realmente será posible adquirirla teniendo en cuenta los problemas que durante meses han hecho muy complicado comprar cualquier tarjeta gráfica de nueva generación.

Vía | Ars Technica


La noticia

En AMD no quieren que su nueva tarjeta gráfica se use para minar criptomonedas: su truco está en capar la memoria

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.