Imagina que te compras una nueva y flamante tele o monitor. La has elegido porque cuenta con puertos HDMI 2.1, así que seguro que podrás conectar tu PS5 o tu Xbox Series X y aprovecharlas al máximo, ¿a que sí? Pues no.

Resulta que el hecho de que una televisión o monitor incluya puertos HDMI 2.1 no significa que se soporten todas las ventajas de la especificación HDMI 2.1. Parece algo absurdo, pero los responsables de licenciar esta especificación lo han hecho de forma muy confusa, y los fabricantes pueden decir que sus puertos son HDMI 2.1, pero que en realidad ofrezcan solo compatibilidad con el estándar HDMI 2.0.

HDMI 2.0 ha muerto: viva HDMI 2.1

En TFT Central analizaron un problema que hasta ahora no se había descubierto y que puede plantear decepciones importantes para los usuarios de nuevos dispositivos.

Lo hicieron por ejemplo al hablar del nuevo Xiaomi Fast LCD Monitor, un modelo de 24,5 pulgadas con tasas de refresco de hasta 240 Hz lanzado recientemente en China.

El monitor cuenta con un puerto HDMI 2.1 que no es un HDMI 2.1 completo en realidad, porque solo soporta el protocolo de señal TMDS. Eso hace que a mayores resoluciones no se puede aprovechar la mayor tasa de refresco, y por tanto puede acabar siendo una decepción para muchos usuarios.

Xiaomi de hecho muestra en sus especificaciones un asterisco al lado del puerto HDMI 2.1, y luego indica en la letra pequeña esa limitación de un puerto que tiene una característica que era propia del estándar HDMI 2.0.

Los responsables de TFT Central se pusieron en contacto con el HDMI Licensing Administrator, la entidad que se encarga de validar que los fabricantes pueden decir que han integrado puertos HDMI 2.1 en sus televisores o monitores.

Al hacerlo, los portavoces de esta entidad indicaron que “HDMI 2.0 ya no existe” y que “las características del HDMI 2.0 son ahora un subconjunto de HDMI 2.1”. De hecho, destacaban que si un dispositivo afirma que cumple con 2.1, también debe indicar qué funciones admite el dispositivo para que “no haya confusión”.

Eso deja claro que en realidad Xiaomi cumplió con los requisitos: puede decir que tiene un puerto HDMI 2.1 porque lo tiene (con asterisco), y por eso precisamente hay que tener mucho cuidado al comprar a partir de ahora una televisión o monitor con estos puertos, que pueden tener letra pequeña y no contar con todas las ventajas de la especificación HDMI 2.1.

La llegada de HDMI 2.1 es una gran noticia para los usuarios: las ventajas son evidentes si se aprovecha ese aumento del ancho de banda de los 18 a los 48 Gbps, pero cuidado porque las ventajas que podemos obtener —por ejemplo, jugar a 4K y 120 Hz en las nuevas consolas o la tecnología Variable Refresh Rate— no están garantizadas.

Aquí los usuarios deben estar alerta: ya hemos empezado a ver la inclusión de puertos HDMI 2.1 en muchos de los televisores de gama alta 2021 y probablemente esa sea la norma en 2022 en gamas inferiores, pero cuidado: algunos fabricantes combinaban varios puertos HDMI 2.0 con un puerto HDMI 2.1 “completo”.

A eso se une ahora esta nueva confusión que obliga a los usuarios a estar muy atentos a la hora de comprar un nuevo monitor o un televisor con puertos HDMI 2.1. Leed bien la letra pequeña, no sea que esos puertos HDMI 2.1 no sean puertos HDMI 2.1 “de verdad”.

Más información | TFT Central


La noticia

Ese puerto HDMI 2.1 no es muy HDMI 2.1: cuidado con la letra pequeña de las teles, que luego vienen las decepciones

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.