Las contraseñas que utilizamos en internet suelen ser breves, simples y fáciles de descifrar. No por falta de esfuerzo al pensarlas, al menos no en todos los casos, sino porque tendemos a usar palabras, números y combinaciones de ambos con símbolos que siguen patrones comunes al razonamiento de buena parte de los seres humanos, según ha desvelado un estudio de la empresa WP Engine.

Esta investigación, para la que se ha utilizado una muestra de 10 millones de contraseñas ideadas por personas, revela que la combinación más común para proteger cuentas de cualquier plataforma de internet es “123456”, la segunda la palabra inglesa “password”, la tercera “12345678”, la cuarta “qwerty”, y así hasta 50 composiciones.

Además, los investigadores de WP Engine también identifican las combinaciones de palabras y números más frecuentes. Así, por ejemplo, casi el 24% de los usuarios que eligieron poner un número al final de su contraseña se limitaron a colocar un 1, casi el 7% un 2, y el 3,5% un 12. Y subrayan que un buen número de personas utilizaron la misma palabra que aparecía en su nombre de usuario en la contraseña.

Otra de las combinaciones que identificaron fueron los 20 patrones de teclado más frecuentemente utilizados. “Qwerty” ocupa una destacada primera posición, y la mayoría de ellos tiene que ver con caminos sencillos que se pueden recordar con suma facilidad, tales como “q1w2e3r4t5”, “asdfgh” o “qwer1234”.

Sólo una de esas 20 combinaciones de teclado desconcertó a los investigadores, porque no seguía aparentemente ningún patrón sencillo: adgjmptw. Pero pronto desvelaron el misterio, se trataba de la primera letra asignada a cada número en los teclados de los teléfono móviles si se sigue una marcación del 1 al 9. Su error fue pensar sólo en ordenadores en un mundo dominado por smartphones.

Los responsables de este estudio explican que las personas introducen inconscientemente patrones fácilmente identificables en sus contraseñas, por lo que un buen descifrador puede establecer reglas a partir de esos patrones que aceleren significativamente el descifrado de estas combinaciones.

También señalan que la investigación de esos diez millones de contraseñas ha revelado que cuanto mayor extensión tienen, más difíciles son de descifrar. Esto se debe a que la mayor longitud implica un número más alto de combinaciones de palabras, números y símbolos, lo que dificulta que se puedan averiguar. A pesar de ello, la extensión media de las contraseñas estudiadas era de 8 caracteres.

Imagenes 2 y 3 | WP Engine


La noticia

Estas son las 50 contraseñas más comunes de internet: de “qwerty” a “dragon”, pasando por “password” y “123456”, según un estudio

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Rodríguez

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.