Un terremoto empresarial sacude a Better.com, la compañía cuyo CEO echó a principios de diciembre a 900 empleados de una tacada, en la misma videollamada y en apenas minuto y medio, tal y como contamos en Xataka. La decisión, que puede estar más o menos justificada desde el punto de vista de los negocios, ha sido duramente criticada por la frialdad y falta de tacto que evidenció su director ejecutivo, Vishal Garg, y en apenas una semana ha provocado una crisis de envergadura en esta fintech especializada en hipotecas en Estados Unidos.

Apenas trascendió a la opinión pública, la decisión de Better.com causó tal ola de reacciones en contra que Garg trató, primero, de justificar su acción en una entrevista en la revista Fortune y, luego, publicó una carta de disculpas en el blog de la empresa.

Ninguna de las dos refrenó las críticas ni impidió que tres de sus directivos renunciasen a lo largo de pasada semana a consecuencia del escándalo, por lo que el CEO finalmente ha decidido dar un paso atrás y alejarse por un tiempo de la compañía para tomarse un descanso, según un correo electrónico interno de la organización al que ha tenido acceso Vice. No está claro si tomó esa resolución por iniciativa propia u obligado por el resto de altos cargos de Better.com

En paralelo, lo que queda del equipo directivo de Better.com ha decidido realizar una auditoría sobre cultura empresarial y liderazgo, para lo que ha contratado a una empresa externa, según informa Protocol.

Como ya contamos en Xataka, no era la primera vez que Garg se enfrentaba a criticas por su gestión empresarial y liderazgo. En 2020 Forbes informaba de la peculiar forma de dirigir de Garg, quien lleva tiempo enviando mensajes ofensivos a sus empleados, en los que les acusa de ser muy lentos, incapaces de hacer su trabajo o les dice que le están avergonzando.

Unas disculpas a medio gas

A pesar de que Garg se disculpó a través de una carta publicada en el blog de Better.com, lo cierto es que la misiva parece más un intento desesperado por frenar la crisis de reputación y la sangría de renuncias que la están acompañando que un arrepentimiento sincero. Pues, aunque comienza pidiendo perdón por la forma en la que manejó los despidos, en ningún momento se dirige a las 900 personas que perdieron su puesto de trabajo, sino que se centra en los que aún son empleados de la empresa.

“Estoy profundamente arrepentido y me comprometo a aprender de esto y esforzarme para ser el líder que esperáis que sea. No podría estar más agradecido por todo lo que estáis logrando para los clientes a los que servimos. Creo en vosotros, creo en Better.com y creo en que, trabajando juntos, podemos conseguir una mejor propiedad de la vivienda”, se puede leer en la carta.

El historial del Garg y sus reiteradas muestras de falta de tacto y liderazgo en las diferentes comunicaciones que ha ido publicando en las últimas semanas alimentan las especulaciones sobre sobre la imposición de ese paso atrás por parte de la empresa que él, en el correo filtrado, vende como decisión propia.


La noticia

La empresa que despidió a 900 empleados por Zoom sufre las consecuencias en apenas una semana: renuncias de directivos, auditorias y “descanso” para su CEO

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Rodríguez

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.