El debate de los repartidores y su definición como falsos autónomos llega a la Comisión Europea. Mientras en España ese asunto ya quedó zanjado con la resolución del Tribunal Supremo y la aprobación de la conocida como ‘Ley Rider’, ahora es Europa la que plantea una posición similar respecto a los repartidores de plataformas digitales como Uber, Glovo o Deliveroo, quienes recientemente han abandonado nuestro país.

Bruselas ha presentado hoy una serie de medidas con las que se quiere regular la situación de los trabajadores de las distintas plataformas en Europa. Una futura normativa europea que recoja varios de los aspectos que en España ya fueron introducidos con la ‘Ley Rider’, desde el reconocimiento de la relación laboral existente hasta nuevas exigencias respecto al uso de algoritmos.


Una ambiciosa normativa que deberá recabar apoyos

Según los cálculos de la Comisión Europea, existen unos 5,5 millones de trabajadores que no están bien clasificados. Entre ellos, con la nueva normativa que proponen prevén que entre 1,7 y 4,1 millones serían considerados trabajadores por cuenta ajena. Es decir, aflorarían hasta 4,1 millones de falsos autónomos.

Estos son los datos que manejan para este año, pero la Comisión espera que en 2025 el dato se multiplique, pasando de los actuales 28 millones de trabajadores a 43 millones.

El crecimiento del sector ha pasado de los 3.000 millones de euros en 2016 a suponer más de 14.000 millones de euros para la economía europea. Debido a la creciente importancia del sector de la llamada “economía digital”, la Comisión quiere crear una normativa más estricta y que deje claras las relaciones laborales entre estas empresas y sus trabajadores.

El debate no va a ser sencillo. Antes de aplicarse, la normativa deberá conseguir el apoyo de los distintos países y ser aprobada por el Parlamento Europeo y por el Consejo. Aquí es donde las empresas afectadas podrán ejercer presión para ir modificando la propuesta.

La futura Directiva “proporciona una lista de criterios de control para determinar si la plataforma es un «empleador». Si la plataforma cumple al menos dos de esos criterios, se presume, desde un punto de vista jurídico, que es un empleador”. Y por tanto los trabajadores tendrán garantizados derechos como el salario mínimo, la negociación colectiva, vacaciones y demás derechos asociados a los trabajadores por cuenta ajena.

Otro de los aspectos de esta nueva normativa es la gestión algorítmica. La Comisión Europea quiere aumentar la transparencia y trazabilidad de los algoritmos y obligará a informar sobre cómo funcionan.

Más información | Comisión Europea


La noticia

La ‘Ley Rider’ se extiende a toda Europa: la Comisión Europea quiere regularizar con su nueva normativa hasta 4,1 millones de falsos autónomos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.