Cuando un astronauta viaja a la Estación Espacial Internacional lo hace no para pasar una semana o dos, sino que se queda durante entre dos y seis meses. Es bastante tiempo y hay ciertos aspectos de higiene personal que deben mantenerse, cosas tan simples y mundanas como recortarse el pelo, afeitarse o cortarse las uñas.

En La Tierra es algo de lo más sencillo: una maquinilla y unas tijeras y listo, pelo y uñas cortadas, pero ¿qué pasa en la Estación Espacial Internacional? ¿A dónde va a parar todo ese pelo que sale disparado cuando nos pasamos la maquinilla? ¿Están todos los habitáculos llenos de uñas recién cortadas? Pues lo cierto es que la solución para mantener la ISS limpia es de lo más sencilla: una aspiradora.

Mi maquinilla recorta y además aspira el pelo

Puede parecer una cuestión baladí, pero no lo es en absoluto. Pensemos en la cantidad de pelo que se cae el suelo cuando vamos a la peluquería y nos pasan la maquinilla eléctrica. Eso, en una obra de ingeniería y técnica como la ISS, puede suponer una buena cantidad de problemas.

No solo es antihigiénico tener pelo revoloteando los habitáculos, sino que puede interferir en algunos experimentos científicos. De hecho, Thomas Pesquet, astronauta de la ESA, explica que cuando limpian los filtros del sistema de ventilación lo que más encuentran es pelo y piel muerta de origen humano.

¿Cómo evitan los astronautas que la ISS se llene de restos propios de los procesos de higiene personal? Con algo tan sencillo como una aspiradora. La maquinilla eléctrica es similar a la que podríamos tener en tierra, pero la que encontramos en la ISS se puede conectar a un sistema de vacío (una aspiradora) que aspira todo el pelo que, en otro contexto, saldría expulsado hacia todos lados.

¿Y qué hay de las uñas? Casi más de lo mismo. No usan ningún dispositivo extraño, sino que usan un cortaúñas convencional como los que cualquier persona podría tener en su baño. Sin embargo, han de tener más cuidado ya que las uñas pueden salir disparadas al ser cortadas. Para evitar que eso pase usan las tomas de aire.

Las tomas de aire recogen el aire de la propia ISS a través de unos filtros de malla. Al cortarse las uñas sobre estas tomas, las uñas se quedan pegadas a los filtros gracias a la potencia de succión. Luego, simplemente, hay que usar la aspiradora para recoger los restos.

Vídeos | CSA, NASA, ESA


La noticia

Los astronautas también se cortan el pelo y las uñas en el espacio: así evitan llenar la Estación Espacial Internacional de restos

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.