Apurar el depósito de combustible en un vehículo gasolina o diésel no es la mejor idea pero, con la cantidad de estaciones de servicio disponibles, son muchos los que hacen cálculos y no dudan en hacer unos kilómetros más antes de la correspondiente parada. Con un coche eléctrico, sin embargo, el riesgo es mucho mayor, pues los enchufes escasean y las soluciones ante una batería vacía en carretera son ínfimas.

Para intentar evitar este problema, una startup rusa llamada L-Charge ha presentado un camión movido por gas o hidrógeno que puede nutrir hasta 48 coches eléctricos a diario. En los últimos años hemos visto furgonetas diésel con baterías portátiles o vehículos que necesitaban de la ayuda de grupos electrógenos de combustión para poder arrancar, dando al traste con todas las emisiones que el coche eléctrico había ahorrado a la atmósfera. Este camión viene a convertirse en un servicio de rescate menos contaminante.


48 coches al día y el 80% de carga en menos de 10 minutos

La ventaja de este vehículo es que puede moverse consumiendo gas natural o hidrógeno y él mismo utilizar estas energías para generar electricidad y dar soporte a más de 40 coches eléctricos cada día. Según los datos de la propia empresa, pueden recargar el 80 por ciento de la batería empleando entre cinco y siete minutos y apenas 20 minutos para una carga completa de la misma.

Hasta ahora, las soluciones conocidas necesitaban del empleo de un motor diésel para generar la electricidad suficiente. El hidrógeno, sin embargo, no expulsa CO2 a la atmósfera y está considerada una de las energías con más futuro. El gas natural, por su parte, también es más limpio que el gasóleo. De hecho, existe un fuerte debate tras la decisión de la Unión Europea de definir al gas natural como “energía verde”. Independientemente de ello, los datos señalan que el gas natural emite hasta tres veces menos de CO2 a la atmósfera que el diésel.

La empresa, que se ha dejado ver por Barcelona o Madrid, asegura que les demandan hasta seis unidades cada día, pese a que de momento sólo opera en Moscú y el precio de su kWh es el doble que el de la competencia. Eso sí, en su web anuncian precios más bajos si se reserva el servicio anticipadamente, por lo que también puede ser interesante si el conductor calcula que necesitará un pequeño impulso eléctrico en unas horas y no quiere desplazarse hasta un enchufe. Es, en resumen, una verdadera estación de carga móvil.

Vía | Motorpasión

Foto | L-Charge


La noticia

Los creadores de este camión de gas dicen que es capaz de recargar 48 coches eléctricos cada día: así funciona

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.