Los madrileños podrán recibir sus pedidos de comida a domicilio de manos de un robot a partir de 2022. Al menos los que realicen a través de Glovo, ya que la compañía catalana ha anunciado que probará en la capital de España sus primeros vehículos autónomos de reparto el próximo año, según han informado en una nota de prensa.

El vehículo autónomo de Glovo es eléctrico y de reducidas dimensiones, de aproximadamente 80 centímetros de alto por 80 de largo y 40 de ancho, pesa unos 40 kilogramos y circula a una velocidad de 5 kilómetros por hora. Operará sólo en zonas peatonales y su radio de acción será de un kilómetro a la redonda.

Según han explicado sus impulsores, para el usuario de Glovo apenas habrá cambios. Hará su pedido y podrá seguirlo a través de la app como siempre. Una vez llegue a su puerta, el cliente recibirá una notificación y podrá salir a recoger su compra. No se ha especificado el sistema que habilitará el acceso al interior del robot.

El vehículo autónomo será probado en un entorno seguro durante un tiempo antes de ser puesto en circulación por las calles de Madrid. Asimismo, será supervisado por humanos para no poner en peligro a los peatones. Glovo ha informado de que la primera zona en la que operará este robot será el barrio de Salamanca de la capital de España.

El de Glovo será el primer servicio de estas características que opere efectivamente en nuestro país, aunque no es el primer proyecto de esta naturaleza que se presenta en España, ya que Just Eat anunció un vehículo similar en 2020, pero no ha llegado a ponerlo en funcionamiento aún por nuestras calles. En Estados Unidos, Reino Unido o China, otras empresas ya operan automóviles autónomos similares.

Tres vehículos autónomos más

El robot de reparto de Glovo ha sido presentado en Madrid junto a otros tres vehículos autónomos más por parte del colectivo Madrid Futuro. Por sus implicaciones para la movilidad urbana y el usuario final, también llama la atención el camión de comida -popularmente conocido como food truck- autónomo que pondrá en funcionamiento Goggo Network.

Cambión de comida autónomo de Goggo Network.

Este automóvil funcionará como una especie de máquina expendedora de productos cocinados que irá moviéndose de forma autónoma por distintos puntos de la capital para vender su contenido. Los usuarios podrán acercarse a él, hacer su pedido, pagar con tarjeta o con el móvil y retirar su comida. Cuando las existencias se agoten, el propio robot se dirigirá a restaurantes cercanos para abastecerse, y cuando su batería se esté acabando, pues también es eléctrico, irá al punto de estacionamiento por sí solo. Empezará a circular por las calles de Madrid a partir de 2022.

También se ha presentado un dron logístico del que no se ha especificado sus fines concretos, sólo se ha apuntado que “persigue sembrar la semilla de un ecosistema de movilidad eVTOL (vehículos eléctricos de despegue y aterrizaje en vertical)” en Madrid y que servirá para estudiar tanto el transporte de mercancías como de pasajeros en la capital con este tipo de aeronave.

Por último, se ha presentado un prototipo de coche autónomo desarrollado por la Universidad de Nebrija y la tecnológica FEM Expert del que apenas se han compartido detalles sobre su uso concreto.


La noticia

Me trajo la pizza un robot: Glovo probará en Madrid sus primeros vehículos autónomos de reparto a partir de 2022

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Rodríguez

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.