La icónica imagen del emprendedor que sale de un garaje puede aplicarse a Vince Allen, quien lleva unos siete años investigando sobre paneles solares. Graduado en ingeniería en la UNSW de Sydney, fundó en 2015 la empresa SunDrive Solar. Y con el tiempo se han convertido en un nombre propio dentro de la potente industria de los paneles solares, gracias a su tecnología de células solares basadas en el cobre, en vez de la habitual plata.

SunDrive ha conseguido 7,5 millones de dólares de financiación, entre ellos de Mike Cannon-Brookes, uno de los inversores más ricos de Australia y Shi Zhengrong, presidente de Suntech. También 2 millones de dólares vía la Agencia De Energías Renovables australiana. Pese a seguir siendo todavía una pequeña startup, este pasado mes de septiembre consiguieron el hito de producir la celda solar comercial con mayor eficiencia del mercado: un récord mundial de 25,54% en eficiencia.


Células solares basadas en el cobre, en vez de la plata

La startup consiguió establecer el récord de eficiencia en un 25,54%, tras las pruebas con el Instituto Alemán de Investigación de Energía Solar en Hamelin, superando el récord anterior del 25,26% establecido por el gigante solar chino Longi. Si bien, a medida que pasan los meses se siguen realizando nuevas pruebas y ya se habla de haber alcanzado un 26,30%.

Australian technology making history!🇦🇺☀️

SunDrive has officially set a new world record for a commercial size silicon solar cell.

A proud milestone for the team that worked incredibly hard to achieve this. Stay tuned for what’s next… pic.twitter.com/xf9NtqqZ7I

— SunDrive (@sundrivesolar) September 9, 2021

El uso del cobre en vez de la plata tiene importantes consecuencias. Según explica Bloomberg, la industria de paneles solares consume aproximadamente un 20% de las reservas de plata cada año. Y este metal ya representa el 15% del precio final de la célula solar. El cobre es un material mucho más barato, pese a que también se ha encarecido. Si una tonelada de cobre cotiza a unos 9.000 dólares en Londres, esa misma cantidad de plata cuesta unos 770.000 dólares.

El gran desafío de la utilización del cobre es que no tiene la misma resistencia que la plata a la hora de implementarse en las células solares. El cobre también se oxida más rápido que la plata, lo que afecta a la conductividad.

Vince Allen ha centrado en el cobre líquido su trabajo y desde su garaje, junto a David Hu, cofundador de SunDrive, empezaron a desarrollar esta tecnología de cobre para células solares. El resultado son unas células solares con mayor eficiencia y con un menor coste de fabricación.

En septiembre mostraron que habían obtenido una mayor eficiencia y esta semana los ingenieros de SunDrive han construido el primer panel solar de tamaño completo, demostrando que su tecnología está preparada para ser comercializada en el futuro.

El equipo de SunDrive quiere seguir creciendo y se encuentran buscando nuevos ingenieros mecánicos. La compañía sigue trabajando en su proyecto piloto y hasta la primera mitad de 2023 no esperan tener sus paneles solares disponibles.

Pese a ser todavía una joven startup, sus prometedores resultados y la apuesta por el cobre están llamando la atención de los grandes actores del sector

En Xataka | El rastro que dejan las células fotovoltaicas al morir: pese al optimismo solar, hay problemas que aún no sabemos resolver


La noticia

SunDrive es la startup australiana con el récord de eficiencia en paneles solares que está revolucionando el sector

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.